27 Apr 2007

WOLA e investigadores presentan informe transnacional sobre maras

WOLA e Investigadores Presentan Informe Transnacional sobre Maras

Washington DC., 8 de febrero de 2007 –Hoy la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos(WOLA, por sus siglas en inglés) y un equipo de investigación encabezado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), presentarán las conclusiones de un estudio trasnacional que duró más de un año y que compara a las maras en los diversos países Centroamericanos, México y en el área de Washington DC en Estados Unidos. El equipo presentará sus conclusiones durante la Conferencia de Prensa titulada “Pandillas Juveniles en Centro América, México y Washington D. C.: Un Examen Transnacional” la cual se llevará a cabo en el Salón Zenger del National Press Club de 10:00 a 11:00 de la mañana, el día jueves 8 de febrero.

Entre las conclusiones del equipo de investigación se encuentran:

1)      Recomendaciones de políticas sobre cómo tratar con pandillas juveniles y temas de seguridad pública deben basarse en un análisis serio sobre la naturaleza del problema, en vez de basarse en mitos, anécdotas o especulación. Las pandillas juveniles son dinámicas: ellas cambian, crecen, se encogen y no deberían de ser tratadas como si fueran un problema estático que se mantiene igual en todas las regiones y a través del tiempo.

2)      El análisis hecho por el equipo de investigación sugiere que las pandillas juveniles son una seria amenaza para la seguridad pública en El Salvador, Honduras y Guatemala, aunque la naturaleza de las pandillas varía de país en país. Al mismo tiempo, las pandillas son un menor problema y amenaza en Nicaragua. En Washington DC, Estados Unidos, las pandillas conformadas por inmigrantes de Centro América o hijos de inmigrantes, están activas en zonas muy específicas y no representan un problema grave para la seguridad pública en este momento.

3)      Sorprendentemente, los investigadores encontraron que las pandillas formadas por inmigrantes Centroamericanos, o conectadas a las pandillas juveniles en Centro América tales como  la Mara Salvatrucha o la M 18, no se han esparcido por México. Las pandillas juveniles mexicanas existen y el tráfico de drogas son un serio problema en México. Sin embargo, pese a la retórica alarmista, la investigación muestra que las pandillas Centroamericanas no son un problema mayor en México.

4)      En El Salvador, Honduras y Guatemala, en donde el problema es serio, las respuestas del gobierno se han enfocado fuertemente en estrategias de aplicación de ley represivas. Esta estrategia ha sido contraproducente. La investigación muestra que las pandillas se han organizado más, en vez de menos, como respuesta a las políticas duras de la policía. La seguridad pública no ha mejorado como resultado de estas estrategias.

5)      La investigación sugiere que existen “mejores prácticas” en Centroamérica y en los Estados Unidos que deben ser exploradas con más profundidad y que pueden rendir mejores resultados. Estas prácticas incluyen esfuerzos para tratar el problema de una manera integral, por ejemplo como lo han hecho las autoridades locales del área de Washington DC; la participación de la policía en programa de prevención, como lo ha hecho la policía en Nicaragua;  y los esfuerzos por desarrollar respuestas que se basan en la comunidad, como ha sucedido en comunidades locales a través de Centroamérica. Estas lecciones deben de ser también consideradas en México, en donde hay necesidad de brindar respuestas preventivas y coordinadas, así como de políticas distintivas y responsables que traten con la violencia juvenil.