22 Oct 2008 | Noticias

Nuevo Reporte Indica una Política Exterior Justa y Efectiva para Colombia

Durante el debate final presidencial, los Senadores Barack Obama y John McCain expresaron consideradamente sus diferentes opiniones sobre la política exterior hacia Colombia, el cual es un país aliado e importante de los Estados Unidos en Latino América.  El próximo presidente Estadounidense no solo tendrá que debatir leyes políticas, sino también hacerlas. En el caso de Colombia, el deberá tener más que menores cambios al margen político. El tendrá que tener un nuevo acercamiento hacia el país sudamericano.

El Compás hacia la Política Colombiana, escrito por expertos en Washington sobre Colombia, ofrece una mejor manera de ver hacia adelante uno de los más importantes desafíos para la próxima administración del país Americano. Este reporte hace detalladamente y persuasivamente el caso para una nueva estrategia Estadounidense que consiga nuestra concurrente meta política de terminar la impunidad y fortalecer el respeto hacia los derechos humanos. En vez de arriesgar todo poniendo muchas esperanzas en un solo, carismático presidente, los Estados Unidos debe apelar a las aspiraciones y  necesidades de todos los colombianos, fortaleciendo las instituciones democráticas tal como la justiciara. En particular, los Estados Unidos deben apoyar y otorgar fortalecimiento hacia los defensores de derechos humanos, victimas, jueces, perseguidores, sindicalistas, reporteros y otros que cargan los anhelos para hacer una Colombia más justa y pacífica.

El Compás detalla siete pasos sensibles que los políticos pueden tomar para crear una política externa más justa para Colombia.

1. Implementar ayuda y financiación de los Estados Unidos para los derechos  humanos y el reglamento de ley
Para dirigir una crisis de derechos humanos que continua sin disminución y con una crónica de falta de política para resolverla, los Estados Unidos deben de usar una postura diplomática mas rígida para presionar al gobierno Colombiano hacia el fortalecimiento para garantizar los derechos humanos, proteger los  defensores de estos derechos y fortalecer las instituciones necesitadas para romper la historia de impunidad y abusos. El sistema judiciario de Colombia está centrado en el reglamento de ley y debe recibir fuerte apoyo. 

2. Apoyar activamente los intentos de paz
Los Estados Unidos no pueden continuar financiando una guerra sin fin, y como la población civil en el campo sigue aguantando un inmenso sufrimiento, debe de hacer la paz una prioridad.

3. Ampliación de apoyo hacia la presencia Civil Gubernamental en el Campo
Ocupar militarmente el territorio no es la solución a los problemas de Colombia. Los Estados Unidos deben ayudar a Colombia a fortalecer su presencia civil en las zonas rurales para hacer frente a la anarquía, la pobreza y la desigualdad, las cuales son raíces del conflicto.

4. Proteger los derechos de Personas Internamente Desplazadas y Refugiadas
Los Estados Unidos pueden ayudar a resolver la masiva crisis humanitaria que enfrenta Colombia por medio de desmantelar las estructuras paramilitares, apoyando a la Corte Constitucional Colombiana en las decisiones sobre la PID, mejorando e aumentando ayuda a las PID  y refugiados.

5. Proteger los derechos de comunidades Afro-Colombianas e Indígenas
Los Estados Unidos deben poner atención especial para promover los derechos de tierras de minorías étnicas  y garantizar que los proyectos de ayuda estadounidense no se desarrollen en terrenos obtenidos por medio de la violencia.

6. Asegurar que la política de comercio apoye, y que no desampare, las metas de la política hacia Colombia
Los Estados Unidos deben de insistir avances en derechos laborales, especialmente el la reducción de la  violencia y en el procedimiento criminal de violencia contra sindicalistas, antes de que se le de más consideración al acuerdo de comercio. Los Estados Unidos deben de asegurar que cualquier acuerdo de comercio no desampare ninguna de las metas de la Política estadounidense, la cual incluye la reducción de la dependencia de agricultores en la coca y la conclusión  del conflicto.

7. Ser inteligentes y serios sobre la política de drogas
Los Estados Unidos está atrasado en hacer una mayor corrección en su estrategia de control de drogas, que ha fracasado espectacularmente en Colombia y la región andina. Los Estados Unidos deben poner fin al inhumano y contraproducente programa de fumigación aéreo  e invertir seriamente en el desarrollo rural, incluyendo el desarrollo alternativo diseñado con las comunidades afectadas. La lucha contra las drogas debe centrarse más arriba en la cadena de distribución, e interrumpir el lavado de dinero y detener a los violentos regímenes traficantes. El acceso al alto tratamiento de calidad de drogas en los Estados Unidos, que reduce la demanda, debe ser el eje de la política de EE.UU. contra las drogas.

 

"La próxima  administración debería usar  presión diplomática para responsabilizar  a Colombia hacia un nivel más alto en relación a los derechos humanos, derechos laborales, y protección del reglamento de ley." -Lisa Haugaard, Fundacion de Educación Grupo Trabajador Latino America (LAWG)

"Los Estados Unidos debe de reconocer la magnitud de la crisis de derechos humanos para los Afro-Colombianos y las comunidades indígenas de Colombia, en las cuales cientos de miles de personas han perdido sus tierras y su manera de vida por la violencia." -Gimena Sánchez-Garzoli, Oficina en Washington de Asuntos Latinoamericanos

"Nueve años después de lanzar el Plan Colombia, la producción de cocaína virtualmente ha  quedado sin cambiar. Los Estados Unidos simplemente no puede darse el costo de continuar gastando y fracasar en la política contra el narcotráfico. El próximo presidente debe de hacer un cambio de rumbo." -Adam Isacson, Centro de Política Internacional

"En la década pasada, el conflicto Colombiano ha tomado la vida de mas de 20,000 personas y ha desplazado a mas de 2 millones de ciudadanos. Ahora es el tiempo para hacer nuevos esfuerzos para la paz." -Kelly Nicholls, Oficina de Estado Unidos en Colombia

 

Para más información:

Lisa Haugaard, Latin America Working Group Education Fund, (202) 546-7010; [email protected]

Gimena Sánchez-Garzoli, Washington Office on Latin America, (202) 797-2171; [email protected]

Adam Isacson, Center for International Policy, (202) 232-3317; [email protected]

Kelly Nicholls, US Office on Colombia, (202) 232-8090; [email protected]              

Para bajar y ver todo el reporte, por descargar aquí.

Resumen General