26 Jan 2009 | Noticias

WOLA y LAWG piden justicia para miembros del grupo indígena OPIM

 

 

Comunicado de Prensa


OFICINA EN WASHINGTON PARA ASUNTOS LATINOAMERICANOS

26 de enero de 2009
Washington, DC

La semana pasada cinco integrantes de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM), quienes fueron detenidos injustamente en abril del 2008, presentaron un amparo ante un juez federal para reclamar el auto de formal prisión en su contra por el supuesto delito de homicidio calificado.  Estos cinco defensores de derechos humanos siguen detenidos a pesar de que la Juez Octavo de Distrito en el Estado de Guerrero concedió un amparo a Manuel Cruz, Orlando Manzanares, Natalio Ortega y Romualdo Santiago, al dictaminar que las pruebas presentadas durante el proceso no los implicaban, por lo que ordenó su liberación.  A pesar de haber quedado totalmente evidenciado que no existen pruebas de su culpabilidad, el 30 de octubre del 2008 la Procuraduría General de la República interpuso un recurso de revisión en contra del amparo concedido por la Juez. Como resultado, los miembros de la OPIM permanecen injustamente encarcelados nueve meses después de su detención y tres meses después de que la Juez ordenó su liberación.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y el Grupo de Trabajo sobre América Latina (LAWG) han estado pendientes de este caso y han enviado varios comunicados a las autoridades instando justicia para los miembros de la OPIM.  Hoy, WOLA y LAWG enviaron nuevamente una carta al Gobernador del Estado de Guerrero Lic. Zeferino Torreblanca Galindo manifestando su profunda preocupación sobre la continua detención  de los cinco miembros de la OPIM. A la luz de la reciente presentación de una nueva solicitud de amparo, hacemos un llamado a las autoridades federales, estatales, y judiciales a que apoyen una resolución imparcial y apegada a derecho.    Seguimos instando que el Estado garantice la seguridad e integridad física de los integrantes de la OPIM y que asegure que no haya violaciones a los derechos de estos individuos. Específicamente, solicitamos que cumplen con las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para asegurar la vida e integridad personal de los miembros de la OPIM, en especial de los cinco detenidos. Finalmente, pedimos a las autoridades del estado de Guerrero la cancelación de las órdenes de aprehensión en contra de los otros diez miembros de la OPIM acusados del mismo homicidio.  Haga clic abajo para leer la carta al Gobernador de Guerrero.

Contactos:
WOLA
202-797-2171
Maureen Meyer, Coordinadora del Programa sobre México y Centroamérica

LAWG
202-546-7010
Jennifer Johnson, Coordinadora Principal del Programa sobre México