10 Apr 2009 | Noticias

Puntos para la prensa sobre la visita del Presidente Obama a México

WASHINGTON—La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) seguirá de cerca la visita del Presidente Obama a México el próximo 16 y 17 de abril y estará disponible para ofrecer análisis sobre el asunto. La próxima semana, WOLA les estará enviando comentarios sobre los esfuerzos de las administraciones de Obama y Calderón para disminuir el narcotráfico y la violencia en México, este análisis estará basado en una perspectiva histórica, señalando las lecciones aprendidas de esfuerzos similares llevados acabo en México en el pasado.

Adicionalmente, WOLA publicará un estudio que señala que a pesar de que los precios de la cocaína han fluctuado, los precios de ésta en Estados Unidos han continuado cayendo hasta finales de 2007, mientras la pureza de la droga permanece alta, lo que hace evidente que a pesar de que de pronto pueda haber interrupciones en el mercado y los precios suban durante algunos periodos, la oferta de la cocaína continúa siendo robusta a pesar de los años invertidos en políticas agresivas y costazas enfocadas en reducir la oferta de la cocaína.

A continuación les presentamos algunos puntos que esperamos sean útiles durante su cobertura la próxima semana y una lista de materiales que dan información adicional sobre la cooperación entre ambos países en materia de seguridad:

1. La capacidad de México de investigar y perseguir a criminales

La capacidad de identificar, perseguir y castigar a los narcotraficantes es un elemento clave para contener el tráfico de drogas. En los últimos tres años hubo más de 10,000 asesinatos vinculados al crimen organizado. Por más impresionantes que sean estos números, cabe notar la probabilidad de que la mayoría de estos asesinatos jamás serán resueltos. El Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (INCESI) encontró que solamente se abren averiguaciones previas para el 13% de los crímenes reportados y sólo en el  5% de estos crímenes un supuesto culpable es llevado frente a un juez.(1)  El mismo instituto calcula que de cada 100 investigaciones, sólo 4 casos resultan en la sentencia de la persona culpable.

La persistencia de la corrupción y la impunidad dentro del sistema criminal de justicia mexicano fomenta el narcotráfico, la violencia que lo acompaña, y lleva a violaciones de derechos humanos. México no superará las amenazas que representan los carteles de la droga hasta que pueda asegurar que las investigaciones y la recolección de evidencia en los casos son eficientes. Los esfuerzos de México por reformar su sistema judicial deberían ser una prioridad para la administración de Obama. Debido a la extensión de las reformas judiciales que se están llevando a cabo, que incluyen la transferencia de un sistema inquisitivo a uno acusatorio, basado en juicios orales, el gobierno mexicano ha establecido ocho años como el período para llevar a cabo esta transición. El apoyo de EU para estas reformas podría enfocarse en las siguientes áreas: la renovación del currículo de las escuelas de derecho y de libros de texto; programas de intercambio para jueces y abogados a países que han pasado por transformaciones similares; programas para fortalecer el trabajo judicial en México en las áreas de manejo de evidencia y la cadena de custodio; equipo y entrenamiento para servicios expertos (balística, criminología); y programas de protección y restitución para las víctimas y testigos, como un componente para una investigación criminal efectiva.

2. Los esfuerzos por reformar a la policía

La impunidad y la corrupción dentro de las fuerzas policíacas en México continúan plagando el sistema de seguridad pública. Un conteo de enero de 2009 hecho por el periódico Reforma reporta que en el 2008, 759 policías en 16 estados fueron arrestados, la mayoría por tener conexiones a las organizaciones de narcotráfico. (2)  En el Operativo Limpieza impulsado en noviembre del año pasado por la Procuraduría General de la República, PGR, se detuvieron a varios funcionarios mexicanos por mantener nexos al crimen organizado, incluyendo miembros del equipo de seguridad del Presidente, el director y otros agentes de la SIEDO y dos antiguos directores de la oficina de la Interpol en México. La recientemente publicada Auditoria  Superior de la Federación de 2007 reporta que en ciudades con más de 100,000 habitantes, el índice de crimen es de hecho más alto en los lugares donde hay mayores números de policías.(3)

La administración de Calderón ha implementado varias acciones para examinar a las fuerzas policíacas y establecer centros que examinen anualmente la conducta de los policías a través de evaluaciones. Sin embargo, según la Oficina de Control y Confianza dentro de la Secretaría de Seguridad Pública, SSP, la cual evaluó a 56,065 oficiales en 2008—aproximadamente 15% de la policía en México–, concluyó que el 41.7% eran “recomendables” y que el 49.4% eran “no recomendables”. (4)

La administración de Obama debe explorar maneras en que Estados Unidos pueda apoyar y fortalecer los esfuerzos de México para evaluar la conducta de la policía a nivel federal, estatal y local. Estados Unidos recientemente tomó pasos en esta dirección al otorgarle a México $3 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida en asistencia para lograr que el registro nacional de policías se vuelva funcional. Esto es importante porque sin un registro nacional de policía establecido para consulta, no hay manera de verificar el historial de los policías en cuanto a servicio, educación, lugares de empleo, etc.,

(a nivel federal, estatal y local), lo que impide examinar el historial del policía. Esto es esencial para evitar que los policías que  fueron sancionados o despedidos de una entidad por corrupción o abuso, no sean simplemente contratados de nuevo por otra entidad.

3. Consumo de drogas en EU

Una de las cosas más importantes que EU puede hacer para ayudar a México a superar la violencia del narcotráfico es reducir la demanda de drogas en EU, especialmente a través de estrategias probadas, como el tratamiento de adictos pesados. Como describe la próxima publicación de WOLA sobre las tendencias de los precios de la cocaína, las cifras más recientes de la Oficina Nacional de las Políticas de Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés) muestran que los precios de la cocaína en Estados Unidos continuaron cayendo a través del 2007, mientras que la pureza permanece alta.(5)  Aunque no hay números disponibles para el 2008, las tendencias históricas muestran que a pesar de que las disrupciones en el mercado ocurren y los precios de las drogas suben por algunos periodos de tiempo, la oferta de la cocaína continua siendo amplia a pesar de impulsar años de políticas agresivas y costosas enfocadas en restringir la oferta de la cocaína.(6)  La inhabilidad de controlar la oferta pone en evidencia la necesidad de hacer más por la demanda.

La administración de Obama tiene una importante oportunidad para repensar la política de drogas en EU, incluyendo otorgar más recursos a las estrategias que enfrentan la demanda, tales como el tratamiento. La afirmación de Gil Kerlikowske durante su audiencia en el Senado para su confirmación como el nuevo jefe de la ONDCP, de que “Habrá un nuevo enfoque en aquellas estrategias basadas en la evidencia para la reducción de la demanda de drogas, a través de la prevención y el tratamiento” sugiere que cambios importantes pueden estar en camino. (7)  Sin embargo, una reducción sustancial en el tamaño del mercado ilícito de drogas no se debe esperar inmediatamente. Por lo tanto, la clave de una política efectiva es entender que los problemas relacionados a las drogas no pueden ser eliminados, pero pueden, ciertamente, ser manejados mejor de lo que EU lo
ha hecho hasta el momento. Esto significa una estrategia de reducción del daño, la cual busque minimizar los daños asociados con la producción ilícita de drogas, distribución, y abuso, y los daños generados por las políticas que intentan controlar las drogas.

4. Tráfico de armas de calibre militar

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) calcula que aproximadamente 90% de las armas confiscadas por el gobierno mexicano en sus operaciones antinarcóticos se originaron en Estados Unidos. Las vagas leyes y regulaciones que gobiernan la industria de las armas a nivel local, estatal y federa en Estados Unidos, y la débil o inefectiva aplicación estas, facilitan el tráfico de armas a México.

La administración de Obama debe asegurar una aplicación estricta de las prohibición del ATF de la importación de armas semiautomáticas y fortalecer los esfuerzos de la ATF por identificar y en su caso sancionar a los portadores de Licencias de Armas de Fuego, quienes son las fuentes de muchas de estas armas en México.

Otras acciones importantes para disminuir el flujo de armas traficadas a México incluyen medidas legislativas para expandir los chequeos obligatorios para las ventas de armas personales, particularmente en las exposiciones de armas, así como la implementación de una prohibición federal efectiva contra las armas de asalto.

A medida que la cooperación de seguridad se incrementa entre México y Estados Unidos, se necesita que los recursos y la atención estén enfocados en las reformas de largo plazo en la policía y el sector judicial en México para poder enfrentar efectivamente los problemas interrelacionados de las drogas ilícitas, el crimen y la violencia. Al mismo tiempo, aunque el fortalecimiento de las instituciones en México es fundamental, esto debe estar acompañado de esfuerzos por disminuir el consumo de droga en Estados Unidos y en la investigación y la sanción de las ventas de armas que alimentan su tráfico a México. La visita del Presidente Obama a México la próxima semana es una oportunidad para subrayar la importancia de esta agenda en común sobre seguridad.

 

1 Instituto Ciudadano de Estudios sobre la  Inseguridad, “Quinta Encuesta Nacional sobre Inseguridad”, 2007.

http://www.icesi.org.mx/documentos/encuestas/encuestasNacionales/ENSI-5.pdf

2   “Detienen a 759 policías ligados al narco en 2008,” Reforma, January 6, 2009.

3 Resumen Ejecutivo, Auditoria Federal de México,  http://www.asf.gob.mx/Trans/Obliga/Resumenejec07.pdf págs. 53-55.

4 Pregunta No. 6, Partido Acción Nacional, Respuestas a las preguntas formuladas en relación con el Segundo Informe de Gobierno. http://gaceta.diputados.gob.mx/Gaceta/60/2008/nov/2PAN.pdf

5  Los nuevos cálculos sobre los precios y la pureza de la droga están disponibles en dos lugares en la página de Internet del ONDCP:  los cálculos anuales están presentados en la Tabla 50 de los datos suplementales de la Estrategia Nacional de Control de Droga de 2009 en: http://www.whitehousedrugpolicy.gov/publications/policy/ndcs09/ndcs09_data_supl/ds_drg_rltd_tbls.pdf; Los cálculos trimestrales y detalles metodológicos están presentados en The Price and Purity of Illicit Drugs: 1981-2007, 23 de julio, 2008, preparados para la ONDCP por el Instituto de Defensa y Análisis (IDA), en http://www.whitehousedrugpolicy.gov/publications/price_purity/price_purity07.pdf

6 Walsh, John, “Unprecedented Cocaine Shortage? Evidently Not,” Washington Office on Latin America, por publicar próximamente.

7 Testimonio del Honorable R. Gil Kerlikowske ante el Comité Judicial del Senado de EU, 1 abril, 2009, en http://judiciary.senate.gov/hearings/