29 Oct 2009

El voto de la ONU sobre el embargo a Cuba aísla los Estados Unidos en el Hemisferio Occidental

Se ha pronosticado que mañana, la Asamblea General de las Naciones Unidas votará abrumadoramente a condenar el embargo estadounidense a Cuba por el decimoctavo año consecutivo.  La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) respalda esta declaración de la comunidad internacional y las naciones latinoamericanas.

Por primera vez, los Estados Unidos defenderá el embargo, siendo el único país en el Hemisferio Occidental que no tiene relaciones diplomáticas con Cuba.  En mayo de este año El Salvador, tradicionalmente aliado con los EEUU restableció relaciones con Cuba, así dejando los EEUU como la única nación sin relaciones diplomáticas con Cuba. Socios estratégicos en la región, tales como México, Brasil y Colombia, mantienen relaciones bilaterales con Cuba y se han opuesto al embargo a través de foros regionales, tales como la Organización de los Estados Americanos, el Grupo de Río, y MERCOSUR.

"Mientras la condenación del embargo no es un fenómeno nuevo de América Latina, la unanimidad y la frecuencia con que se le denuncia nos recuerda que sigue siendo un irritante significativo en cuanto a las relaciones entre los EEUU y Latinoamérica", señaló Geoff Thale, director de programas de WOLA.

La administración del Presidente Obama ha tomado medidas para cambiar la política de EEUU hacia Cuba.  Para eso, se han eliminado restricciones sobre viajes a Cuba por cubano-americanos y se ha comenzado a realizar pláticas con oficiales cubanos acerca del tema de la migración y la restauración de servicio de correspondencia entre Cuba y los Estados Unidos. 

El Gobierno de Brasil "urge a todos los partidos trabajar por ampliar estas iniciativas para que haya cambio para el pueblo cubano, siendo ellos quienes más sufren por el bloqueo.  El diálogo directo, sin precondiciones, se debe perseguir".  Por su parte, el Gobierno mexicano "afirma que estas medidas llevan consigo graves consecuencias humanitarias que contradicen la ley internacional".

"Previamente en la Cumbre de las Américas, el Presidente Obama habló del progreso que se podrá realizar cuando los líderes del hemisferio ‘se libren de debates estancados' en cuanto a las relaciones entre EEUU y Latinoamérica", relata Thale.  "Ya es hora de demostrar nuestro compromiso a este principio tan importante y dirigir la política estadounidense hacia Cuba en una nueva dirección".

 

Contacto:
Geoff Thale, director de programas
(202)797-2171