13 Apr 2010 | Noticias

WOLA Alarmada por la militarización de Bajo Aguán

WOLA esta muy alarmada por la militarización de Bajo Aguán, Honduras y pide que la administración de Pepe Lobo evita la confrontación y el posible derramamiento de sangre. El gobierno hondureño debe actuar para desacelerar la situación y regresar al ejército a sus cuarteles de inmediato.

Honduras ya esta bajo estricta vigilancia internacional por las serias violaciones de derechos humanos desde el golpe del estado del 28 de junio, y cualquier acto de violencia en contra de los campesinos se traduce en otro indicador de la falta de voluntad del gobierno de tomar acción frente a la situación de derechos humanos. Desde la inauguración, más de 17 miembros de grupos de oposición y seis periodistas han sido asesinados. Las violaciones de los derechos humanos tienen que cesar.

El domingo pasado, Presidente Lobo ordeno a mas de 2,000 militares a rodear una protesta pacifica de campesinos sin tierra en Bajo Aguán, Honduras. El Movimiento de Campesinos del Valle del Aguán (MUCA), que representa más de 3,000 familias, exige la devuelta de sus tierras constitucionalmente garantizadas. MUCA ha ocupado más de 4,000 hectáreas desde mayo de 2009 y cuatro miembros de la organización fueron asesinados desde que empezaron las manifestaciones. Testigos han reportado que militares en Bajo Aguán han sido más agresivos con la población civil. WOLA esta profundamente preocupada que la decisión de Lobo de mandar más militares puede resultar en más violaciones de derechos humanos y agravar el malestar social. WOLA pide al gobierno Hondureño a desmilitarizar la zona de Bajo Aguán, apoyar diálogo pacífico sin intimidación militar, y garantizar respeto para los derechos humanos.