13 Apr 2010 | Noticias

WOLA: Comprometida con los Derechos Humanos, la Democracia y la Justicia Social en Honduras

WOLA considera que la crisis actual en Honduras tiene su raíz en la muy antigua exclusión política, social y económica de la mayoría de la gente. El golpe de estado del 28 de junio exacerbó la situación, y las elecciones recientes no han hecho nada para cambiar las desigualdades fundamentales que deben ser confrontadas para que Honduras avance. WOLA cree que todo progreso va a requerir poner fin a las continuas violaciones de derechos humanos, una rendición de cuentas total por los pasados abusos, poner fin a la penetrante corrupción de las instituciones gubernamentales y procesos que abran espacios para una amplia participación que le haga frente a los problemas de injusticia y desigualdad en Honduras.

WOLA tiene una larga historia de trabajar por la democracia, los derechos humanos y la justicia social en Honduras. En días recientes, han habido algunas representaciones equivocadas sobre la historia y el trabajo actual de WOLA. Quisiéramos dejar las cosas en claro.

Comenzando desde fines la década de 1970, WOLA ayudó a generar oposición a las violaciones de derechos humanos y a los ataques contra activistas políticos del tipo de los escuadrones de la muerte. Nosotros trabajamos por muchos años para sacar a la luz documentos del Gobierno de Estados Unidos sobre los desaparecidos. Nosotros estuvimos involucrados en un gran esfuerzo para asegurar una respuesta internacional grande y recursos para la reconstrucción de Honduras tras el Huracán Mitch, cuando trabajamos cercanamente con activistas hondureños para ampliar la participación de grupos de la sociedad civil en el proceso de reconstrucción. Hemos trabajado en los últimos seis años con organizaciones comunitarias hondureñas en busca de desarrollar políticas que respeten los derechos para abordar el tema de pandillas y prevención de la violencia juvenil. También hemos denunciado las violaciones a los derechos laborales y expuesto las debilidades de los tratados de comercio que ignoran los derechos laborales y el sector rural.

Nosotros fuimos una de las primeras organizaciones en EU que denunció el golpe en Honduras. Dejamos en claro, tanto públicamente como en privado, nuestro punto de vista de que el Presidente Zelaya necesitaba ser reestablecido en su puesto para restaurar el orden constitucional. El otoño pasado, denunciamos el hecho de que no existían las condiciones para llevar a cabo unas elecciones libres y justas y criticamos a EU y a otros gobiernos que vieron las elecciones de noviembre como una manera de resolver la crisis política. Nosotros trabajamos, y seguimos trabajando, para denunciar los abusos de derechos humanos cometidos por el Ejército, la policía, y otros durante el golpe y desde las recientes elecciones.

El sistema político de Honduras ha fracasado en representar los puntos de vista de muchos hondureños, y ha dejado a la gente sintiéndose privada de sus derechos y sin ningún poder. WOLA no vió la inauguración de Pepe Lobo como una solución al golpe, o a la muy larga crisis. Por el contrario, creemos que el continuo llamado por una reforma constitucional refleja la amplia necesidad sentida de convertir al sistema político de Honduras – tradicionalmente dominado por una pequeña élite – en uno más democrático y más receptivo. La amplia gama de fuerzas en Honduras opuestas al golpe, incluyendo el Frente Nacional de Resistencia Popular, han colocado este llamado por delante y en el centro.

WOLA cree que una reforma constitucional es profundamente necesaria y hemos trabajado para facilitar el diálogo en esa dirección. Continuaremos nuestro trabajo con el pueblo de Honduras y con la comunidad internacional para hacer frente a los problemas de pobreza, desigualdad, corrupción e impunidad, y para avanzar en la democracia y la justicia social. Como una organización independiente con raíces profundas en la región, con profundo respecto por el pueblo de Honduras y con la fuerte creencia de que el cambio positivo es posible, estamos comprometidos en trabajar conjuntamente con otros hacia estas metas.