15 Jul 2010 | Noticias

Organizaciones piden a la Argentina continuar dando pasos hacia una nueva política de drogas

Comunicado de Prensa

Para uso inmediato
15 de julio de 2010

Organizaciones expertas en políticas de drogas piden a la Argentina continuar dando pasos concretos hacia la reformulación de la política nacional de drogas
Las políticas de drogas con enfoques socio-sanitarios y de derechos humanos son positivas,
afirman WOLA, TNI e Intercambios Asociación Civil

Tres organizaciones con décadas de experiencia en el tema de políticas de drogas le piden a Argentina dar avance a los esfuerzos por reformular la política nacional de drogas. Este llamado al gobierno argentino viene del Transnational Institute, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) e Intercambios Asociación Civil, organizaciones que hoy publican el informe: "Argentina, ¿la reforma que viene?" que analiza los aspectos positivos y negativos de las políticas y las prácticas judiciales implementadas en el pasado y de los cambios que se han venido dando recientemente.

TNI, WOLA e Intercambios afirman que las personas que tienen un consumo problemático de drogas necesitan atención médica en vez de cárcel. Cuando se criminaliza a los consumidores se corre el riesgo de que las personas que necesitan ayuda médica no la busquen por miedo de terminar en la cárcel. Por otro lado, son muchos los detenidos y perseguidos por simple posesión, dándole un enfoque equivocado al sistema penal.

"Cuando la Corte Suprema Argentina falló en Agosto 2009 que personas en posesión de cantidades pequeñas de droga para su consumo personal, no deberían ser perseguidas penalmente, optó por un enfoque que varios países latinoamericanos están impulsando actualmente, por ejemplo Brasil y Ecuador", dice Pien Metaal, Coordinadora del Transnational Institute del Programa sobre Reformas a las Leyes de Droga. "El peso de la ley penal cae todavía sobre las personas más vulnerables y más fáciles de identificar, lo cual le quita efectividad y credibilidad a los esfuerzos."

"Las organizaciones internacionales que trabajamos políticas de drogas vimos con mucha esperanza el fallo que descriminalizó la tenencia de drogas para el consumo personal, porque permite que las políticas de drogas tengan un enfoque socio-sanitario. A pesar de que ha habido un debate muy positivo, ha pasado casi un año y falta dar los pasos que consolidarían este fallo", dijo Coletta Youngers, Investigadora Afiliada de WOLA.   

Las tres organizaciones señalan que todavía falta que las policías y los juzgados pongan en práctica la decisión de la Corte Suprema de no criminalizar a los consumidores de drogas. Y según argumenta Intercambios, asociación civil que desde hace quince años trabaja en temas asociados a las drogas desde una perspectiva de reducción de daños, para cambiar la forma en la que operan los juzgados y la policía se necesita mayor involucramiento del poder legislativo.

"La asignatura pendiente en la Argentina es la sanción de una nueva ley de drogas que separe narcotráfico de consumo problemático y oriente la atención. Hasta que el poder legislativo no actúe, los consumidores de drogas seguirán siendo objeto de manejos discrecionales a pesar de la orientación clara que señala el fallo Arriola", señaló Graciela Touzé, presidenta de Intercambios y autora del documento de WOLA, TNI e Intercambios "Argentina: ¿la reforma que viene?"

Touzé, quien además es investigadora de la Universidad de Buenos Aires (UBA), señala en el informe que "el principal desafío actual es traducir los discursos innovadores y respetuosos de los derechos y garantías en prácticas efectivas de intervención", e insiste: "Es ahora el turno de los legisladores argentinos para consolidar el camino recorrido mediante una reforma legislativa".

Por su parte, Alejandro Corda, miembro del equipo de investigación de Intercambios, advierte que retirar el enfoque de las políticas de drogas de lo punitivo también permitiría un mayor respeto a los derechos humanos:  "Es importante para la región pensar más allá de las leyes penales, ya que en un escenario de una menor aplicación de la ley penal respecto de los usuarios habría que desarrollar respuestas educativas, sanitarias y sociales, en clave de reconocimiento de derechos", concluye Corda.

El informe que se publica hoy realiza un recorrido por las principales transformaciones en políticas de drogas en la Argentina en las últimas cuatro décadas, desde las definiciones del "adicto como subversivo" hasta las discusiones más recientes, con algunos detalles poco conocidos sobre las tensiones entre distintas perspectivas al interior de los poderes públicos; permite revisar enfoques y expone los desafíos para poner en marcha una intervención estatal sólida desde las políticas públicas.

Para más información:

Kristel Mucino, [email protected]
Teléfono en Estados Unidos: 202-797-2171

Eva Amorín y Horacio Torres, [email protected]
Teléfono en Argentina: 011 (54) 4954 7272 / 011 (54) 15 4401 4630 / 011 (54) 15 5713 4056