23 Jul 2010 | Noticias

WOLA le pide a la comunidad internacional buscar maneras de reducir las tensiones entre Venezuela y Colombia

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) lamenta el resultado de la sesión de la OEA de la semana pasada, durante la cual el gobierno de Colombia acusó que grupos guerrilleros colombianos operan en territorio venezolano. Es lamentable que la OEA, una organización cuyo objetivo es reducir las tensiones regionales a través de la diplomacia multilateral, se haya convertido en el escenario de un intercambio tenso en el cual el Presidente venezolano Hugo Chávez ordenó la suspensión de las relaciones diplomáticas con Colombia.

A pesar de que las preocupaciones de Colombia sean legitimas, la manera como se presentaron en la OEA provocó una reacción hostil por parte de Venezuela. Hoy en día, la región andina enfrenta a una crisis peligrosa.

Acciones por parte de cualquiera de los dos países podrían agudizar la crisis y  no beneficiarían a ninguno de los dos. Una crisis de este tipo solamente resulta en una reducción del rendimiento económico, ya que las economías de los dos países están vinculadas. La vida de muchos colombianos ha sido destruida por el conflicto armado colombiana, y muchas comunidades fronterizas venezolanas enfrentan a graves problemas de seguridad.  Fomentar mas tensión política, que especialmente impactará comunidades fronterizas, es irresponsable. Además, hace poco para solucionar problemas reales, particularmente la necesidad de que Colombia y sus vecinos trabajen juntos para desmantelar grupos ilegales armados y de narcotraficantes que operan en Colombia y en las áreas fronterizas. Los dos países necesitan reenfocar sus esfuerzos en desmantelar redes criminales, el narcotráfico y atender las necesidades críticas de refugiados colombianos.

WOLA espera que los dos países se reconcilien después de la toma de posesión del presidente-electo, Juan Manuel Santos, el 7 de Agosto. La reconciliación debe incluir un diálogo constructivo de alto nivel que lleve a pasos concretos para mejorar la cooperación en temas de seguridad en la mal gobernada región fronteriza. Esta reconciliación debe incluir un compromiso por parte de los dos países a proteger a sus ciudadanos y de despejar de área de grupos, ya sean guerrilleros, narcotraficantes, o paramilitares, que operan con libertad en ambos lados de la frontera. Los países deben trabajar juntos para mejorar protección y asistencia para refugiados colombianos en Venezuela.

WOLA destaca el llamado del Departamento de Estado en el cual pidió "más interacción, cooperación y diálogo entre Colombia y Venezuela para reducir las tensiones y incrementar la cooperación mutua." Aunque los Estados Unidos es un aliado histórico del gobierno de Colombia, creemos que está en el interés de los Estados Unidos- y de todos los involucrados- reducir la tensión y resolver la crisis a través de la diplomacia y comunicación. La política de los Estados Unidos durante las semanas entrantes debe priorizar una resolución pacifica de la crisis y debe tener cuidado no agravarla.

Contacto:
Gimena Sanchez, Senior Associate, [email protected]; WOLA (202) 797-2171

Adam Isacson, Senior Associate, [email protected]; (202) 797-2171