18 Oct 2010 | Noticias

Paramilitares colombianos envían amenazas de muerte a grupos de derechos humanos

La Oficina de Washington Para Asuntos Latinoamericanos y la Asociación Nacional de Afro Colombianos Desplazados (AFRODES), quien recibirá el premio por defensa de los derechos humanos de WOLA la próxima semana en Washington, DC, recibieron una amenaza de muerte por medio de correo electrónico firmado por el grupo paramilitar colombiano, las Águilas Negras.

“Esta no es una amenaza vana” dijo Gimena Sánchez, la coordinadora principal para el programa de Colombia de WOLA. “Es extremamente preocupante. De hecho, dos días después de que recibimos esta amenaza hubo un atentado contra la vida de uno de los lideres de AFRODES en la ciudad de Cartagena.” La amenaza fue enviada por correo electrónico el 10 de octubre y el ataque ocurrió el 12 de octubre. La amenaza también fue dirigida a más de 60 organizaciones e individuos que avocan por la restitución de tierras en las costas del Pacifico y el Caribe.

La amenaza dice que los recipientes “pueden darse por muertes” y que “llego la hora de acabarlos.” Posteriormente, la amenaza indica que los paramilitares tienen un “plan de exterminio contra los líderes […] quienes continúan obstaculizando en manifestaciones, talleres y eventos…” Esta amenaza de muerte no es la primera, WOLA recibió amenazas en mayo y junio del 2010. Después de esas amenazas, Jair Murillo, un activista Afro Colombiano y líder de AFRODES, fue asesinado.

Varios de los grupos mencionados en la amenaza se han reunido con congresistas estadounidenses, el Departamento de Estado, y la Embajada de los Estados Unidos. Recientemente en agosto del 2010, lideres de AFRODES se reunieron con una delegación de congresistas estadounidenses en Colombia.

 La legislación estadounidense requiere que el Departamento de Estado detenga la asistencia para Colombia, a menos de que ese país pueda asegurar que los defensores de derechos humanos estén siendo protegidos. “Claramente, ese no es el caso,” dijo Sánchez. “La Embajada y el Departamento de Estado saben de las amenazas pero aun así continúan certificando el progreso de Colombia en cuanto a derechos humanos.”

Esta es la tercera amenaza de muerte dirigida a WOLA que incluye a ciudadanos estadounidenses y activistas de derechos humanos colombianos. WOLA se reunirá con oficiales de los Estados Unidos para exigir la condenación e investigación de estas amenazas. 

WOLA también le urge al presidente colombiano Juan Manuel Santos a tomar los pasos necesarios para garantizar la seguridad de afrocolombianos, indígenas, personas internamente desplazadas, defensores de derechos humanos y sindicalistas. Según Sánchez, “El primer paso que debería tomar la administración de Santos es denunciar públicamente estas amenazas y después presionar a las autoridades a plenamente investigar estas amenazas y enjuiciar a los autores de las mismas.”

Los asesores nuevos del presidente Santos para las comunidades afrocolombianas e indígenas deberían priorizar el establecimiento de mecanismos que protegen la vida de activistas afrocolombianos y líderes indígenas. También debería garantizar que el gobierno implemente de manera plena las órdenes 200, 004, y 005 de la Corte Constitucional que protegen a líderes y a la población afrocolombiana e indígena.

“AFRODES trabaja para ayudar a afrocolombianos, una comunidad que ha sufrido masacres, desapariciones, y la usurpación violenta de sus tierras,” dice Sánchez. “Les apremiamos para destacar sus esfuerzos increíbles para proteger los derechos humanos de más 4 millones de personas internamente desplazadas en Colombia.”

 

Para mas información por favor contacte a:

Kristel Muciño
Coordinadora de Comunicaciones
(617) 584-1713
[email protected]