18 Apr 2011 | Noticias

Pide WOLA castigos a responsables de masacres en norte de México

Washington, D.C. – La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) se une a las voces que condenan las matanzas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, y que piden se aclare lo ocurrido, identifique a las víctimas y sancione a los responsables, con el fin de que estos crímenes no vuelvan a ocurrir.

En las últimas semanas, la violencia en el norte de México llegó a un nivel alarmante. Una serie de fosas clandestinas fueron descubiertas en San Fernando, Tamaulipas, con hasta ahora alrededor de 145 cuerpos. Aparentemente, estas personas eran pasajeros en autobuses rumbo a la frontera con Estados Unidos. Se cree que algunas de las víctimas eran migrantes, sobre todo de México y posiblemente de Centroamérica.

El gobierno de México inició ya una investigación y ha señalado al grupo criminal de los Zetas como el posible responsable de la masacre. El 14 de abril, las autoridades anunciaron la detención de 16 policías municipales de San Fernando quienes supuestamente habrían encubierto los secuestros de los pasajeros. Días después, la Armada presentó a Martín Omar Estrada Luna, alias “El Kilo”, como presunto autor intelectual del asesinato de los 72 migrantes y de las 145 personas en San Fernando, Tamaulipas.

"El hecho de que un número tan grande de personas haya desaparecido sin que nadie se haya enterado es inaceptable", dijo Kristel Mucino, coordinadora de comunicación de WOLA. "El hecho de que esto haya ocurrido meses después de que 72 migrantes fueran ejecutados también en San Fernando muestra la gravedad de la situación en ese estado norteño y la inefectividad de la policía para combatir las bandas criminales".

Según WOLA, es indignante que el secuestro, desaparición y muerte de tantos migrantes y otras personas pueda ocurrir con pleno conocimiento y colusión de algunos miembros de la policía. De hecho, esta corrupción crea un ambiente de impunidad que permite que los crímenes y abusos sucedan. Este clima de impunidad tiene que terminar.

WOLA pide que el gobierno mexicano castigue a aquellos funcionarios que se dejaron corromper y por negligencia o participación contribuyeron a que estas matanzas sucedieran. Adicionalmente, el gobierno debe castigar con todo el peso de la ley a los responsables directos de las masacres. Esta es la única manera de acabar con la violencia.

Contacto:

Kristel Muciño
Coordinadora de Comunicación de WOLA
[email protected]
+1 (617) 584-1713