14 Mar 2012 | Noticias

Brasil se une a la lista de países latinoamericanos en reconocer las históricas violaciones de derechos humanos

Por primera vez, el gobierno de Brasil esta avanzando para enjuiciar penalmente a alguien responsable por violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura de 20 años. Ayer, siete fiscales federales representando tres estados diferentes anunciaron conjuntamente en Brasilia que se avanzaría un caso en contra de Sebastião Curió Rodrigues de Moura, un coronel retirado, por el secuestro de tres hombres y dos mujeres durante el régimen militar.

Las cinco personas cuyos secuestros forman parte de este caso formaban parte del grupo de guerrilla Araguaia en la región amazónica de Brasil a finales de 1960 y principios de 1970. El estado respondió agresivamente en contra de las guerrillas, y además de los muertos en combate, 62 miembros del movimiento desaparecieron durante la década de 1970. Los fiscales han estado trabajando desde el 2009 investigando las desapariciones buscando testimonios y reuniendo evidencia. Dicen que ahora tienen pruebas suficientes para acusar a Moura por las desapariciones de estas cinco personas.

En total, más de 400 personas desaparecieron durante la dictadura militar en Brasil, y miles más fueron torturados y encarcelados por su oposición al gobierno. Hasta ahora, nadie  había sido procesado por los abusos de derechos humanos cometidos durante la dictadura por la ley de amnistía de 1979. Sin embargo, ayer el fiscal federal Tiago Rabelo argumentó que la desaparición forzada es un delito permanente en lugar de un solo acto cometido en el pasado y por ende no es cubierto bajo la ley de amnistía. Los fiscales federales también aludieron al hecho de que existen otras investigaciones en curso actualmente sobre otros actos cometidos durante la dictadura, lo que podría llevar a un avance en otros casos de desaparición forzada en el futuro cercano.

El caso viene tras del fallo de la Corte Inter-Americana en diciembre de 2011 que indica que Brasil debe investigar el paradero de 62 personas en Araguaia, hacer pública la información, y juzgar a los responsables. Desde el fallo, Brasil ha aprobado una histórica ley de libertad de información y una Comisión de la Verdad que buscará dar a conocer aun más que pasó durante los años de la dictadura. Estos son pasos importantes en reconocer las violaciones históricas de derechos humanos.

En otros países de America Latina, incluyendo Guatemala, El Salvador, Argentina, Perú, entre otros, los casos en contra de oficiales militares, dirigentes políticos y jefes de estado implicados en importantes casos de violaciones de derechos humanos han avanzado o se encuentran actualmente bajo un proceso judicial. Este caso en contra del coronel Moura demuestra que Brasil también esta tomando medidas en reconocer y hacer frente a los crímenes del pasado y con ello fortalecer la rendición de cuentas y el imperio de la ley.