24 May 2012 | Noticias

Defensor mexicano de derechos humanos recibe amenaza

Recientemente, Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan en el estado de Guerrero, recibió una amenaza anónima relacionada con su trabajo con la organización. La amenaza hizo alusión a los casos que acompaña Tlachinollan y sus denuncias de abusos de la policía y el ejército. Específicamente, hizo referencia a los casos de Inés Fernández y Valentina Rosendo, dos mujeres indígenas que fueron violadas por miembros del ejército, y el caso de los dos estudiantes de Ayotzinapamuertos a manos de las fuerzas de seguridad durante una manifestación.  La amenaza decía:

“Vidulfo. Abogadito p*ndejo defensor de vándalos y guerrilleros deja de estar ch*ngando, callate el hocico o te vamos a mandar a tu tierra en pedazos. No estamos jugando, no sigas diciendo p*ndejadas o te vas a morir. ¿Crees que eres la gran cosa? Licenciadito de m*erda, deja de difamar a las autoridades, ya nos debes varias, en todo te metes la parota, las disque mujeres violadas y ahora con los vándalos ayotzinapos callate o vete juntando tus flores por que lla t stamos [sic] siguiendo, sabemos lo que aces y donde andas. Te va a mori te vas a morir te vas a morir ja ja ja. Att. La Ley”.

El 23 de mayo, Tlachinollan denunció formalmente la amenaza ante la Encargada de Despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero. En un comunicado firmado por varias organizaciones mexicanos e internacionales, Tlachinollan destaca que “[La amenaza constituye] una represalia directa al trabajo que dicha organización realiza colectivamente en la defensa y promoción de los derechos humanos de la población guerrerense desde hace más de 18 años.” También cabe destacar que a pesar de que el gobierno mexicano ha aprobado un mecanismo de protección de defensores de derechos humanos, el mecanismo todavía no ha sido implementado y el gobierno no está proporcionando medidas efectivas de seguridad. En este sentido, la amenaza contra el Sr. Rosales Sierra refleja la situación en que los defensores y las defensoras realizan su labor a lo largo del país.

Por varios años WOLA ha trabajado de cerca con Tlachinollan, organización que recibió nuestro Premio de Derechos Humanos en 2009, y hemos  realizado varias actividades en apoyo a los casos que ellos defienden.  Nos preocupa profundamente la amenaza contra el Sr. Rosales Sierra, y exigimos que las autoridades mexicanas proporcionen medidas de seguridad para los integrantes de Tlachinollan y que lleven a cabo una investigación exhaustiva, inmediata y efectiva para que los defensores y defensoras de derechos humanos puedan realizar su trabajo sin temor a represalias.

Haz clic aquí para leer el comunicado de Tlachinollan

Haz clic aquí para ver la carte de WOLA, LAWG y el Centro RFK al Secretario de Gobernación

Haz clic aquí para ver la acción urgente emitida por Amnistía Internacional sobre el caso