25 Jun 2012 | Noticias

Organizaciones estadounidenses y mexicanas piden al Departamento de Estado de los Estados Unidos que evalúe acertadamente la situación de derechos humanos en México

Washington, D.C.—El 25 de junio de 2012, un grupo de organizaciones no gubernamentales estadounidenses y mexicanas[1], incluyendo la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), mandó un memorando al Departamento de Estado de los Estados Unidos, pidiéndole que reconozca la preocupante situación de derechos humanos en México. En las siguientes semanas, el Departamento de Estado dará un reporte al Congreso, en el cual evaluará si México ha cumplido con los requisitos de la Iniciativa Mérida que condicionan fondos si hay avances en el área de derechos humanos. El memorando evalúa la conformidad de México con los requisitos, y concluye que el gobierno mexicano ha logrado avanzar muy poco en el área de derechos humanos.

El Congreso ha determinado que el 15% de los fondos de asistencia para seguridad que son otorgados como parte de la Iniciativa Mérida solo se darán si hay avances en la situación de derechos humanos en México,  y en particular en varias áreas de prioridad. Cada año, el Departamento de Estado tiene el deber de certificar que el gobierno mexicano haya logrado suficientes avances en las áreas prioritarias.

La publicación del reporte anual de certificación del Departamento de Estado es una gran oportunidad para adquirir una rigurosa y precisa evaluación de importantes puntos de referencia para los derechos humanos en México. También es una oportunidad para  presionar al gobierno de México para que logre avances tangibles. Desgraciadamente, como lo especifica el memorando, “—el gobierno mexicano no ha logrado hacer suficientes avances en las áreas identificadas como prioritarias”.

Es cierto que el gobierno mexicano ha tomado algunos pasos para cumplir con los requisitos, tal como transferir casos de abusos fuera de la jurisdicción militar y establecer protocolos para regular el uso de la fuerza por el ejército y la policía. A pesar de esto, y dado que muy pocos casos de abuso por fuerzas de seguridad son adecuadamente investigados, se puede ver que los esfuerzos por parte del gobierno de México son aislados y no han cambiado los patrones de abuso e impunidad en el país.

WOLA y nuestros contrapartes alentamos al Departamento de Estado a que en el reporte, evalué de forma objetiva y precisa la conformidad de México con los requisitos de derechos humanos. Si el reporte concluye que México está cumpliendo con los requisitos de derechos humanos determinados en la Iniciativa Mérida, a pesar de que existe clara evidencia de que no es cierto, sólo se reducirá la credibilidad de los compromisos de política exterior de los Estados Unidos. También, se debilitará la eficacia de las protecciones de los derechos humanos y los esfuerzos para mejorar la situación de impunidad y el abuso por parte de la fuerzas de seguridad en México.

Por favor haz clic aquí para leer el memorando. (Sólo disponible en inglés)


[1]Amnistía Internacional, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), Fundar, Human Rights Watch, El Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos ,Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), Centro de Derechos Humanos Robert. F. Kennedy, Centro de Derechos Humanos de la Montana “Tlachinollan” y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos.

Contacto
Kristel Mucino
Directora de Comunicaciones
[email protected]
Oficina: 202-797-2171 
Celular: 617-584-1713