25 Apr 2014 | Noticias

Senado de la República de México apruebe reformas históricas al Código de Justicia Militar

Pronunciamiento de WOLA

El 24 de abril, el Senado mexicano aprobó importantes reformas al Código de Justicia Militar. Si la Cámara de Diputados aprueba las reformas sin modificaciones y son firmadas por el presidente Enrique Peña Nieto, estas garantizarían que todas las violaciones de derechos humanos cometidas por soldados contra civiles serían procesadas ​​en tribunales civiles, no militares, y que las investigaciones de estos abusos de los derechos humanos se llevarían a cabo por investigadores civiles y no por el propio ejército.

Estas reformas ayudarían a superar un importante obstáculo a la justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos cometidas por militares. Debido a que históricamente los militares han investigado y procesado estos casos, actuando a la vez como juez y parte, obtener la justicia para las víctimas ha sido casi imposible. De los casi 5.000 casos de presuntas violaciones de derechos humanos abiertos por la Procuraduría General de Justicia Militar entre 2007 y 2012, sólo cuatro resultaron en condenas. Además de negar la justicia a las víctimas de violaciones de derechos humanos y sus familias, esta práctica ha permitido que los abusos persistan. Se ha enviado un mensaje a los soldados que podían cometer violaciones de los derechos humanos sin temor a castigo. De hecho, las denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte del Ejército y la Marina de México han incrementado significativamente en los últimos años. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos recibió tres veces más quejas de violaciones de derechos humanos por parte de soldados en el 2013 (1.196) que en el 2007 (398). En este mismo período, los soldados mexicanos han estado involucrados en casos documentados de tortura, privación de la vida, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas.

La aprobación final de estas reformas al Código de Justicia Militar enviaría un fuerte mensaje a los miembros de las fuerzas armadas de México que no son inmunes a la persecución, y las víctimas y sus familias estarían un paso más cerca a la justicia. También cumpliría con las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al Gobierno de México, y con las decisiones importantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Las reformas son una victoria importante para las organizaciones mexicanas e internacionales de derechos humanos que durante años han pedido la modificación del Código de Justicia Militar. También son una victoria importante para las víctimas valientes y para las organizaciones que han litigado sus casos ante el Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Suprema Corte de México, en un esfuerzo para obtener justicia y presionar a favor de las mismas reformas que el Senado mexicano ahora ha aprobado, el 24 de abril.

WOLA elogia el Senado de la República por la aprobación de las reformas al Código de Justicia Militar, y espera que la Cámara de Diputados y el presidente Peña Nieto hagan lo necesario para asegurar la aprobación de estas importantes reformas.