24 Sep 2015 | Noticias

Un año después, problemas importantes permanecen en la investigación del caso Ayotzinapa en México

Washington, D.C.—Hoy el presidente mexicano Enrique Peña Nieto se reunirá con las familias de los 43 estudiantes que fueron desaparecidos forzosamente en el estado de Guerrero, justo cuando México se prepara para conmemorar el aniversario de los ataques brutales del 26 de septiembre de 2014, en los que seis otras personas murieron y más de 40 resultaron heridas. A un año de estos hechos, el gobierno mexicano ha mostrado graves errores en su investigación sobre esta tragedia y en su tratamiento de las víctimas de los ataques y sus familiares, de acuerdo con la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

“El fracaso del gobierno mexicano para aclarar incluso detalles básicos de estos hechos trágicos y para prestar asistencia a todas las víctimas y sus familias quienes todavía buscan respuestas, es totalmente inaceptable”, dijo Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México en WOLA. “Todos merecen saber la verdad sobre lo que sucedió esa noche y ver que los responsables sean llevados ante la justicia”, afirmó.

Como WOLA ha resaltado en un análisis sobre el informe revelador del Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para proporcionar asistencia técnica en el caso, testimonios de los sobrevivientes y testigos ilustran el carácter masivo, prolongado y coordinado de los ataques llevados a cabo por policias la noche del 26 de septiembre de 2014. “Los 43 estudiantes desaparecidos no son las únicas víctimas. Muchos de sus compañeros de clase así como transeúntes, un equipo de futbol y maestros que vinieron para ayudar a los estudiantes, también fueron atacados esa noche. Algunos fueron asesinados y varios fueron hospitalizados, uno permanece en estado de coma. A pesar de eso, nadie ha rendido cuentas”, dijo Meyer.

En el informe, los Expertos también presentan evidencia que refuta la versión oficial del gobierno mexicano sobre lo que pasó a los estudiantes desaparecidos. Los Expertos concluyen que no hay evidencia científica para justificar la afirmación del gobierno de que los estudiantes desaparecidos fueron cremados en un basurero.

“Si el gobierno mexicano verdaderamente quiere apoyar a las víctimas y sus familiares debe comprometerse a esclarecer este caso”, dijo Meyer. “Esto significa dar un giro a las líneas de la investigación y nombrar a un nuevo equipo de investigadores para trabajar con los Expertos que no está determinado a defender una teoría que es imposible de corroborar. También significa investigar a aquellos que obstruyeron la investigación inicial y a las fuerzas de seguridad que no protegieron a los estudiantes”.

WOLA sigue monitoreando el manejo del gobierno mexicano de la investigación, que servirá como un claro indicador de si el gobierno está verdaderamente comprometido con la lucha contra la impunidad que prevalece para violaciones de derechos humanos en el país.

Haga clic aquí para leer el comentario de WOLA sobre la noche del ataque.

Haga clic aquí para más análisis y recursos sobre este caso.  

###

Contacto:
Kristel Muciño
Directora de Comunicaciones de WOLA
+1 (202) 797-2171
[email protected]