15 Sep 2016 | Comunicado de prensa

Renuncia y promoción de Zerón: el gobierno mexicano todavía no está libre de culpa por obstruir la justicia en el caso Ayotzinapa

Washington, DC—La renuncia de Tomás Zerón de su cargo como Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal de México (AIC) dentro de la Procuraduría General de la República (PGR) podría  avanzar la investigación sobre la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero. En su rol en la AIC, Zerón estuvo implicado en la obstrucción de la investigación y la manipulación de evidencia en el caso Ayotzinapa. A pesar de estas graves acusaciones, el presidente Peña Nieto ha nombrado a Zerón como Secretario Técnico del Consejo Nacional de Seguridad Pública de México.

“El nombramiento de Zerón en el Consejo Nacional de Seguridad envía un mensaje alarmante de que los altos funcionarios implicados en irregularidades graves no serán castigados, sino más bien promovidos. Mientras que la partida de Zerón de la PGR es importante, el gobierno de México no debe ignorar que sigue pendiente investigarlo a  él y a otros funcionarios responsables por la obstrucción de la justicia en el caso”, afirma Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México en WOLA. “Zerón no actuó solo; formó parte de un esfuerzo más amplio dentro del gobierno mexicano para fabricar una ‘verdad histórica’ sobre lo sucedido a los estudiantes, la cual se ha demostrado una y otra vez que es falsa”.

El Grupo de Expertos—nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para proporcionar asistencia técnica al gobierno mexicano en el caso Ayotzinapa—reveló serias irregularidades respecto al rol de Zerón en la investigación, incluyendo la posible manipulación de pruebas. En un video presentado por el Grupo de Expertos e incluido a continuación, Zerón es observado en el Río San Juan, donde las bolsas de plástico que contenían restos quemados fueron descubiertas y donde se identificó un fragmento de hueso de uno de los estudiantes—la única identificación positiva en el caso. Los registros oficiales del gobierno muestran que las bolsas fueron descubiertas por los buceadores de la Marina de México el 29 de octubre. Sin embargo, este video muestra a Zerón en el río con bolsas de plástico y uno de los acusados clave quien fue removido de la custodia, el 28 de octubre—un día antes de que las autoridades anunciaran oficialmente el hallazgo de esta evidencia. “El fracaso del gobierno de investigar y sancionar las acciones de Zerón y de otros funcionarios que presuntamente manipularon pruebas y torturaron a sospechosos deja claro que el gobierno se está protegiendo a sí mismo y que no habrá consecuencias para los que participaron en el encubrimiento”, dijo Meyer.

Casi dos años después de que los estudiantes de Ayotzinapa fueron atacados y desaparecieron, el caso sigue sin resolverse y no ha habido ninguna condena. En vista del segundo aniversario de la desaparición trágica de los estudiantes el 26 y 27 de septiembre, el gobierno mexicano tiene la oportunidad de demostrar a las familias de los estudiantes, a la población mexicana, y a la comunidad internacional que la salida de Zerón implicará la exploración de las líneas de investigación presentadas por el Grupo de Expertos, su cooperación con el mecanismo de seguimiento de la Comisión Interamericana, la renovación de la búsqueda de los estudiantes desaparecidos, y la investigación y sanción de las autoridades que obstruyeron la justicia, torturaron a sospechosos y manipularon pruebas. El hecho de no hacerlo mostrará la falta de voluntad del gobierno de México para descubrir la verdad y hacer justicia.

Haga clic aquí para una lista de recursos sobre el caso Ayotzinapa.