9 Jun 2017 | Pronunciamiento de WOLA

WOLA Condena Asesinato de Líder Afrocolombiano Bernardo Cuero Bravo

WOLA condena categóricamente el asesinato de Bernardo Cuero Bravo, líder de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados, AFRODES asesinado el 7 de junio y extiende sus más profundas condolencias a su familia y a sus colegas en AFRODES.

En 2010 AFRODES -una coalición de 96 organizaciones con más de 90.000 miembros- recibió el Premio WOLA de Derechos Humanos por sus esfuerzos dirigidos a buscar justicia, dignidad y derechos básicos para millones de desplazados internos Colombia, a pesar de los tremendos obstáculos que esto implica. El Sr. Cuero Bravo fue una luz de esperanza para los desplazados de la costa pacífica y aquellos desplazados a la costa caribe.

Todos los días, el Sr. Cuero Bravo abogaba por las familias desplazadas que, debido al conflicto, habían perdido sus tierras y sus vidas habían sido destruidas por la violencia. Luchó contra los prejuicios y la discriminación racial contra estas familias. Desde 2005, WOLA ha apoyado a los líderes de AFRODES en su lucha por la justicia, y continuaremos haciéndolo.

En 2012, hombres armados asesinaron a Miller Angulo, miembro de AFRODES en Tumaco. Inmediatamente AFRODES y WOLA lanzaron una campaña nacional e internacional para buscar medidas de protección y respuestas adecuadas para evitar que se produzcan nuevas muertes. En la vanguardia de esta campaña estuvo el Sr. Cuero Bravo, quien luchó por asegurar la protección de los demás a pesar de desafíos de seguridad que el enfrentaba. Bernardo ya había sobrevivido a varios ataques contra su vida debido a su trabajo. En 2013, el Sr. Cuero Bravo, junto con el Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos y AFRODES, presentó la grave situación de seguridad a la que se enfrentan los líderes afrocolombianos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la Organización de Estados Americanos (OEA). WOLA lo acompañó en este esfuerzo, así como en sus visitas a los políticos de los Estados Unidos para instarles a exigir a Colombia que respondiera a esta crisis de protección.

El gobierno colombiano, y en particular la Unidad Nacional de Protección (UNP), hicieron numerosas promesas para garantizar la protección de los líderes afrocolombianos, pero no cumplió. Desde entonces, AFRODES, junto con WOLA y otros, incluyendo a los representantes Hank Johnson (D-GA), James McGovern (D-MA) y Keith Ellison (D-MN) actuaron en múltiples ocasiones para asegurar que Colombia cumpliera con sus compromisos de proteger a los líderes afrocolombianos, particularmente a los líderes desplazados. Sin embargo, gran parte de estos esfuerzos fueron ignorados y han llevado a estas trágicas consecuencias.

Para añadir insulto a la herida, el UNP emitió comunicado después de la muerte del Sr. Cuero Bravo argumentando que no le concedió medidas de protección porque las amenazas que enfrentaba no estaban relacionadas con su trabajo de derechos humanos. Esta acción no solo vuelve a victimizar a todos los líderes de AFRODES que enfrentan amenazas de muerte, sino que es inexacta y crea la falsa idea de que los líderes de los derechos humanos exageran los riesgos de seguridad que enfrentan y aumenta la probabilidad de que se cometan ataques contra ellos.

WOLA exige que el Congreso de los Estados Unidos exhorte a Colombia a investigar las acciones de la UNP con respecto a AFRODES, el asesinato del Sr. Cuero Bravo, y sancionar a todos los responsables de actos ilícitos.

WOLA continuará luchando por la justa causa que el Sr. Cuero Bravo dirigió mientras estaba vivo.