AP Photo/Fernando Vergara

3 Oct 2017 | Pronunciamiento conjunto

Organizaciones internacionales de sociedad civil celebran el acuerdo sobre el cese al fuego bilateral y temporal entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN)

 Llaman a las partes a honrar su palabra y avanzar en el proceso

Como Organizaciones Internacionales de la Sociedad Civil, saludamos, con mucha esperanza, el acuerdo suscrito entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional -ELN- sobre el cese al fuego bilateral y temporal, que tiene por objetivo reducir la intensidad del conflicto y mejorar la situación humanitaria de la población que entró en vigencia el 1 de octubre de 2017 y se extenderá hasta el 9 de enero de 2018. Sin duda es una expresión de voluntad política a favor de la paz.

Llamamos la atención sobre varios hechos gravísimos que justifican la urgencia de avanzar en este proceso; por un lado, el incremento de los asesinatos y atentados contra los defensores y defensoras de DDHH, líderes y lideresas sociales y trabajadores y trabajadoras por la paz, y, por otro lado, los atentados a la infraestructura petrolera, como el reciente en contra del oleoducto Caño Limón Coveñas, que causan daños ambientales irreparables.

Los compromisos específicos de las partes en términos de la suspensión de hostilidades, las medidas de protección a los y las líderes y lideresas sociales, la despenalización de la protesta social y la puesta en marcha, en Quito, del mecanismo de participación de la sociedad civil se constituyen en un imperativo para avanzar en el desarrollo de la Agenda pactada y generar confianza entre las partes. Instamos a que honren su palabra y avancen en el proceso que llevará a deslegitimar definitivamente, en Colombia, el uso de las armas en la política.

Instamos a las autoridades colombianas a establecer e implementar garantías encaminadas al desmantelamiento efectivo y sostenible de los grupos paramilitares y bandas criminales en todas las regiones del país, y de las estructuras económicas y políticas que los sustentan.

Nuestro saludo solidario a los millones de víctimas que ha dejado el conflicto en Colombia y nuestro compromiso indeclinable de continuar aportando desde nuestros mandatos específicos a la construcción de la paz en Colombia.

Finalmente, nuestro reconocimiento y agradecimiento a las delegaciones de los países garantes y acompañantes Brasil, Chile, Cuba, Noruega, Venezuela, Suiza, Holanda, Italia, Alemania y Suecia y de manera particular a Ecuador garante y anfitrión de estos diálogos.

LA PAZ ES UN DERECHO Y UN DEBER DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO

ABColombia

Arbeitsgruppe Schweiz Kolumbien, ASK!

Broederlijk Delen 

Caritas

Christian Aid

Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI)

Federación Luterana Mundial

Fondo de Acción Urgente 

El Foro de Mujeres y Desarrollo (FOKUS)

Forum Syd

ICCO

Menschenrechte fur Kolumbien (Kolko)

Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWGF)

Movimieno por la Paz

Mundubat

Oxfam

Paz con Dignidad

Movimiento Sueco por la Reconciliación

Terre des Homme Suesse

Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA)