15 May 2018 | Comunicado de prensa

Solicitud de gobierno de Guatemala de retirar a embajador de Suecia es un retroceso en la lucha contra la corrupción

Washington, DC—El 10 de mayo, el gobierno de Guatemala pidió el retiro del actual embajador de Suecia, Anders Kompass. El gobierno de Suecia ha tenido una larga trayectoria de cooperación con Guatemala, cuyo apoyo ha estado encaminado a contribuir al fortalecimiento del Estado de derecho, la lucha contra la corrupción y la promoción de los derechos humanos. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), una organización líder que promueve los derechos humanos en las Américas, se une a las expresiones de preocupación como resultado de esta acción.

“Como bien han señalado diversos políticos, empresarios y miembros de la sociedad civil guatemalteca, preocupa profundamente que el accionar del gobierno de Guatemala busque remover a un actor clave del combate contra la corrupción y con ello debilitar el trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y minar los avances que han alcanzado en la lucha contra la corrupción”, dijo Adriana Beltrán, directora del programa de seguridad ciudadana en WOLA.

El gobierno de Guatemala tiene la obligación de velar por los intereses de la sociedad guatemalteca, la cual ha demandado mayor transparencia y la firme continuidad de los esfuerzos contra la corrupción e impunidad. Por otra parte, es imperativo que no se transgredan las normas y principios de tratados internacionales y que puedan vulnerar las relaciones internacionales.