1 Aug 2018 | Pronunciamiento de WOLA

Autoridades guatemaltecas deben investigar preocupante incremento de violencia contra defensores de derechos humanos

Las autoridades deben dar con los responsables del asesinato de Juana Raymundo y otros asesinatos contra personas defensoras de derechos humanos

Washington, DC—El 27 de julio, Juana Raymundo, lideresa campesina de 25 años de edad, fue secuestrada y asesinada. Su cuerpo fue encontrado al siguiente dia con señales de tortura. Raymundo era miembro del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) y acababa de ser elegida al comité ejecutivo municipal del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP).

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), una organización líder en investigación e incidencia que promueve los derechos humanos en las Américas, condena profundamente el asesinato de Juana Raymundo y de otros defensores de derechos humanos y el deterioro que se ha dado en Guatemala para la defensa de los derechos humanos. El asesinato de Juana Raymundo es parte de una tendencia devastadora: a la fecha, 18 defensores de derechos humanos han sido asesinados este año, nueve de los cuales eran miembros del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) y del Comité Campesino del Altiplano (CCDA). La organización Guatemalteca de derechos humanos, UDEFEGUA, contabilizó 135 agresiones en contra de defensores de derechos humanos durante los primeros cinco meses del año.

WOLA insta a las autoridades guatemaltecas a realizar investigaciones urgentes, exhaustivas y objetivas de estos asesinatos y de asegurar el debido avance en el juzgamiento y sanción de los responsables tanto materiales como intelectuales. A su vez, es imperativo que las autoridades adopten las medidas necesarias para garantizar que las organizaciones de derechos humanos puedan cumplir con su legítima labor de defender los derechos humanos sin temor a represalias o ataques.