15 Nov 2018 | Comunicado de prensa

Suprema Corte de Justicia de México invalida polémica Ley de Seguridad Interior

Washington, DC—En respuesta al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México que invalida la Ley de Seguridad Interior por ser contraria a la Constitución, Maureen Meyer, Directora para México y Derechos de Migrantes en la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), emitió la siguiente declaración:

“Este fallo de la Suprema Corte es uno de los más importantes en muchos años: es un reconocimiento que la seguridad de los habitantes del país es obligación de las autoridades civiles y de que el ejército no es una fuerza policial. Los soldados no deben ser usados como un sustituto de la policía y las fuerzas armadas mexicanas no deberían estar a cargo de la seguridad pública del país. Esta ley hubiera consolidado su presencia en las calles y les habría dado amplios poderes sobre las instituciones civiles.

“En este contexto, la propuesta del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador de crear una Guardia Nacional es preocupante al insistir en el uso de militares en tareas de seguridad pública. Los militares nunca deben liderar instituciones civiles y tampoco debe priorizarse la capacitación militar sobre la policíaca, pues ello llevaría a más violaciones a los derechos humanos. Ya es tiempo para una nueva estrategia que no ponga la seguridad pública bajo el mando militar y que priorice el fortalecimiento de las fuerzas civiles de seguridad en México”.

Vea los recursos de WOLA sobre la Ley de Seguridad Interior:

  • Un amicus curiae sobre la Ley de Seguridad Interior presentado por WOLA a la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México
  • Un informe sobre la impunidad de las violaciones a los derechos humanos cometidas por soldados en México
  • Análisis: Cinco argumentos claves en contra de la Ley de Seguridad Interior