8 Apr 2019 | Pronunciamiento de WOLA

Recordando a Sally O’Neill

WOLA se une a la familia y amigos de Sally O’Neill para expresar nuestra tristeza ante la trágica muerte de Sally, y sus colegas Ana Paula Hernández, Daniel Tuc, y Ana Velásquez, cuando su coche se salió de la carretera en Huehuetenango, Guatemala, el domingo 7 de abril.

Sally ha sido miembro de la Junta Directiva de WOLA desde 2015 y ha sido una vieja amiga y aliada. No podemos expresar suficientemente cuanto apreciamos y nos hemos beneficiado del apoyo de Sally y su sabiduría.

Sally tuvo un profundo y constante compromiso con los derechos humanos y la justicia social en América Latina, y un compromiso especial con el pueblo de Honduras, donde vivió durante muchos años. Ella era al mismo tiempo profundamente irlandesa, como cualquiera que la conocía podría atestiguar. Su franqueza, su calidez, su sentido del humor y su compromiso eran características que todos los que la conocían recordarán.  

Sally llegó a Centroamérica a fines de la década de 1970 y pasó 37 años representando a Trocaire, la agencia de ayuda católica irlandesa. Ella conoció y trabajó con Monseñor Romero en El Salvador; fue una de las primeras investigadoras de la masacre de El Mozote y trabajó en temas de derechos humanos en Honduras y en toda la región. Sally coordinó el trabajo para apoyar la ayuda humanitaria para los refugiados de América Central, para apoyar los esfuerzos de reconstrucción en Honduras y otros lugares después del huracán Mitch, y a los grupos de la sociedad civil centroamericana en su defensa de los derechos humanos, la justicia social y el desarrollo equitativo. Su habilidad para entablar relaciones basadas en la confiesa y el respeto con las personas de allá, mientras se mantenía en contacto con los oficiales, fue único y tremendamente valioso.

El legado de Sally perdurará, en Honduras e internacionalmente.

El presidente de la junta de WOLA, Steve Bennett, dijo: “Sally fue una inspiración, y su pérdida deja un tremendo vacío para todos aquellos que trabajaron con ella. Estoy profundamente agradecido por haber tenido la oportunidad de conocerla”.

El presidente de WOLA, Matt Clausen, agregó: “Sally era una verdadera ciudadana del mundo, capaz de defender eficazmente a todos los que tocaba, desde campeones locales hasta líderes mundiales, y lo hizo con una convicción increíble y una sonrisa. Fue un honor tenerla en la Junta Directiva de WOLA”.

Extendemos nuestra más profunda simpatía a su familia, amigos y colegas.

Sally O’Neill, presente!

Vea la declaración de WOLA sobre Ana Paula Hernández, colega y querida amiga de WOLA, aquí.

Vea la declaración del Fondo para los Derechos Humanos Mundiales aquí.