(Foto AP/Carlos Jasso)

2 Aug 2019 | Noticias

Un llamamiento a garantizar la labor de personas defensoras de migrantes en México

El Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (CCINM) un órgano de participación ciudadana y apoyo que contribuye a orientar las acciones del Instituto Nacional de Migración (INM), emitió un comunicado ante varios informes sobre incidentes en los cuales miembros de las fuerzas de seguridad hostigaron e intimidaron a quienes luchan para proteger y defender los derechos humanos de los migrantes y solicitantes de asilo.

El comunicado señala que se ha reportado varios incidentes recientes de acoso contra albergues de migrantes en al menos cinco estados de México. El Consejo señala que, acuerdo  con la legislación mexicana, el INM es el único órgano capacitado  para aplicar la política migratoria. El comunicado también plantea preguntas sobre el papel que desempeña las fuerzas de seguridad mexicanas al intentar llevar a cabo visitas de verificación en varios albergues de migrantes. Otras medidas de las fuerzas de seguridad de México parecen haber tenido la intención de intimidar o cuestionar el trabajo de algunos de los grupos de la sociedad civil que brindan apoyo humanitario a migrantes y solicitantes de asilo.

El Consejo hizo un llamado a las autoridades mexicanas, incluyendo la presidencia, el INM, la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores, “a dirigir sus acciones con irrestricto apego a lo establecido en el orden jurídico vigente y a los principios universales de respeto a la dignidad humana para atender de manera diligente a las personas en movilidad, así como a garantizar la integridad y labor de las personas defensoras de los derechos humanos que les brindan atención”.

Como se ha señalado anteriormente por varios grupos de derechos humanos, el papel desempeñado por las fuerzas de seguridad, como la Guardia Nacional, en la aplicación de las leyes migratorias en todo México, es motivo de gran preocupación.

“Las fuerzas de seguridad deben rendir cuentas por la intimidación o las amenazas en contra de las organizaciones a la sociedad civil, así como los casos de uso excesivo de la fuerza y las violaciones a los derechos humanos,” ha declarado una coalición de grupos de derechos humanos que incluye a WOLA. “Instamos al gobierno mexicano a aclarar el papel de la Guardia Nacional con respecto a la aplicación de leyes migratorias y a no condonar ninguna actividad que sirva para criminalizar a los defensores de derechos humanos.”

Lea aquí el comunicado completo del Consejo.