(Foto AP/Edgar Romero)

13 Nov 2019 | Pronunciamiento de WOLA

La legislatura de El Salvador debe estudiar cuidadosamente el proyecto de ley de amnistía en consulta con la sociedad civil y las víctimas

Washington, DC—Ayer, la Asamblea Legislativa de El Salvador retrasó la aprobación de la Ley de Reconciliación Nacional, una propuesta que podría dificultar los reclamos de justicia por parte de las víctimas de crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. El proyecto de ley también podría impedir que ex funcionarios del gobierno y comandantes de la guerrilla acusados de graves abusos sean encarcelados o detenidos. El debate sobre esta nueva propuesta de legislación sigue mientras que el país conmemora el asesinato de seis sacerdotes jesuitas y otros dos por la Fuerza Armada de El Salvador hace 30 años.

La ley de reconciliación es el resultado de una decisión en el 2016 por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), lo cual impulsó a la Corte Suprema de Justicia de El Salvador a revocar su ley de amnistía de 1993. Tal ley prohibía el enjuiciamiento de quienes habían cometido abusos contra los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad en tiempos de guerra. Según la decisión de la Corte Suprema, la Asamblea Legislativa debe desarrollar una nueva ley que cumpla con los estándares internacionales para que los responsables de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad puedan ser investigados y enjuiciados, y las víctimas y las familias puedan recibir una medida de justicia en el camino hacia la reconciliación.

WOLA y otras organizaciones internacionales de derechos humanos y la sociedad civil salvadoreña han criticado las versiones anteriores de este proyecto de ley, llamándolo una hoja de ruta para la impunidad que potencialmente permite que los perpetradores de graves abusos eviten el enjuiciamiento o cualquier sentencia penal. Además, varias organizaciones internacionales y nacionales han pedido a la legislatura que preste atención a las opiniones de las organizaciones de víctimas, que están principalmente interesadas en buscar la verdad y la justicia en el camino hacia la reconciliación.

A medida que la Asamblea Legislativa de El Salvador considera los próximos pasos del proyecto de ley de reconciliación, es fundamental que revise cuidadosamente el último proyecto de ley, consulte de cerca con los grupos de víctimas, y estudie detenidamente los estándares internacionales antes de aprobar cualquier legislación de reconciliación. Por igual, la Corte Suprema de El Salvador debe permanecer vigilante para garantizar que cualquier legislación aprobada por la Asamblea cumpla con la resolución judicial del 2016.