23 Aug 2013 | Análisis | Noticias

Cientos de líderes y lideresas afrocolombianos y afrocolombianas se reúnen en cumbre histórica

Cientos de líderes y lideresas afrocolombianos y afrocolombianas de todas partes del país, así como observadores internacionales, se reunirán en Quibdó, Colombia, para el Primer Congreso Nacional Autónomo del Pueblo Negro, Afrocolombiano, Palenquero y Raizal. El Congreso, que viene 20 años después de la aprobación de la histórica "Ley 70" que garantizó los derechos colectivos a la tierra y otros derechos de los afrocolombianos, servirá para trazar los próximos pasos en la lucha por los derechos fundamentales.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) celebra este evento histórico y se solidariza con sus colegas afrocolombianos y afrocolombianas de las organizaciones nacionales, regionales, desplazados y religiosos y los consejos comunitarios en la lucha para poner fin a la constante discriminación racial, el desplazamiento forzado y la violencia contra las comunidades afrodescendientes. Esperamos que en esta conferencia los líderes afrocolombianos y las lideresas afrocolombianas elaboren los esfuerzos que fortalecerán el derecho de las comunidades a la consulta previa acerca de los proyectos de desarrollo económico, la proteccion de los derechos de las mujeres afrocolombianas y garantizaran la aplicación efectiva de la Ley 70 de las comunidades negras, así como, el Auto 005 de la Corte Constitucional sobre el desplazamiento interno afrocolombiano.

Nos hacemos eco de la declaración realizada por ocho miembros del Grupo de Congresistas Negros (Congressional Black Caucus, CBC) que insta que el gobierno colombiano implemente una agenda de derechos humanos que responda adecuadamente a los retos que enfrentan el pueblo afrocolombiano.

Aunque es positivo que el gobierno de Colombia sigue comprometido en el proceso de paz que busca poner un fin al conflicto interno, la violencia continúa afectando a las personas afrodescendientes de forma desproporcionadamente. Para lograr una paz duradera en Colombia, el gobierno debe trabajar para proteger los derechos y garantizar la seguridad de las comunidades afrocolombianas.

Foto de art around a través de Flickr.