12 Nov 2009 | | News

Descriminalización de drogas en México llevará a encarcelamientos injustos

 

La nueva ley que descriminaliza la posesión de pequeñas cantidades de droga para consumo personal en México también elevará sustancialmente el riesgo de que usuarios de droga sean considerados como vendedores de droga y encarcelados, afirma un nuevo reporte de expertos internacionales de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), el Transnational Institute en Holanda, y el Colectivo para una Política Integral Hacia las Drogas en México.

Países como Argentina, Ecuador, Brasil, y otros que están en el proceso de reformar sus leyes de drogas deberían tomar esta ley mexicana como ejemplo de lo que se debe y no debe hacer con estas leyes, es el mensaje que presentaron dichas organizaciones en la Conferencia Internacional sobre Reforma a las Políticas de Droga en Albuquerque, Nuevo Mexico, que ocurre entre el 12  y el 14 de noviembre de 2009, organizada por el Drug Policy Alliance y a la que acuden expertos del tema mundiales. 

"La introducción de la descriminalización en la ley en México es un paso positivo, ya que, en teoría, impide que los usuarios de droga vayan a la cárcel por el simple hecho de consumir droga", dice Pien Metaal, investigadora del Transnational Institute. "En otras palabras, el consumo de drogas es más un tema de salud pública que del sistema carcelario".
 

La nueva ley mexicana, conocida como la ley de "narcomenudeo" que entró en vigor el 20 de agosto de este año, elimina las sanciones penales por la posesión de ciertas cantidades de drogas, incluyendo 5gr de cannabis, 2gr de opio, 0,5gr de  cocaína, 50 mgr de heroína o 40 mgr de  metamfetamina, entre otros. Sin embargo, los rangos establecidos por la nueva ley son tan bajos que corren el riesgo de tratar a muchos usuarios como si fueran vendedores. Por ejemplo, la ley permite la posesión de medio gramo de cocaína, cuando en las calles mexicanas esta droga es vendida en paquetes de un gramo. Cualquier consumidor que sobrepase estás cantidades pasaría al siguiente rango identificado en la ley: el de vendedor de drogas.

"Aquellos consumidores que posean cantidades más altas de las establecidas en la ley, pueden ser erróneamente catalogados como vendedores, y terminar en la cárcel injustamente", dijo Jorge Hernández, director del Colectivo para una Política Integral Hacia las Drogas. "La ley va a saturar las cárceles del país, de por si ya sobrepobladas, de los más vulnerables de la sociedad: aquellos que ingresan al mercado de drogas ante la falta de expectativas económicas (mujeres madres de familia, por ejemplo, o jóvenes marginales) sin que ello tenga un efecto significativo en la reducción de la disponibilidad de drogas en las calles."

Las organizaciones autoras de este estudio creen que la nueva ley también impedirá a los sistemas de justicia enfocarse en los verdaderos ‘peces gordos' del narcotráfico. 

"Una de las justificaciones de la nueva ley es el enfocar los recursos a combatir a los narcotraficantes", dijo Coletta Youngers, investigadora afiliada de WOLA"Sin embargo, dadas las cantidades tan bajas establecidas, nos preocupa que los más vulnerables– consumidores y vendedores de esquina– serán los más perseguidos, mientras que los grandes traficantes, los que están detrás de la violencia y la corrupción a gran escala, permanecerán intocados".
 

Para más información contactar a:
Kristel Mucino, https://mail.wola.org/exchange/KMucino/Inbox/Re:%20DRAFT–%20Como%20ves_x003F_.EML/; of: +202-797-2171; celular: +617-584-1713.
http://www.wola.org/; http://www.ungassondrugs.org/; http://www.cupihd.org/