El gobierno de México ha adoptado sentencias de prisión cada vez más altas y ha militarizado los operativos de control de drogas para hacerle frente a la violencia que aflige al país. El resultado ha sido el incremento en el número de personas vulnerables en prisión, sin lograr impacto alguno en el tráfico de drogas o en la violencia. 

Rosa Julia Leyva Martínez cuenta que un día de 1993 decidió viajar de su hogar en el estado de Guerrero a la Ciudad de México. Ella relata como un grupo de locales la convenció de que viajaran juntos. Julia recuerda la sorpresa de enterarse que una de las bolsas que ayudó a cargar traía drogas. Martínez dice que quiso probar su inocencia, pero por no saber ni leer ni escribir firmó una confesión forzada bajo tortura. Ella pasó casi 11 años en la cárcel.

Video hecho por el Transnational Institute (TNI) y por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA). 

Créditos:

Dirección: Kristel Mucino

Edición y coordinacion de material: Juan Luis Velazquez

Investigación y entrevista: Ana Paula Hernández

Un agradecimiento especial a Rosa Julia Leyva