24 Apr 2015 | Vídeo

¿Podrá la población afrocolombiana obtener mejor representación en una Colombia en posconflicto?

 

 

El 23 de abril pasado, La Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), AFRODES Internacional y Institute on Race, Equality and Human Rights tuvo el placer de organizar un evento presentando por:
 
 
Heriberto Arrechea Banguera,
Co-autor del Proyecto de Ley de Igualdad de Oportunidades para la población afrocolombiana y congresista afrocolombianos para comunidades negras, 2010-2014
 
Marino Córdoba,
Presidente y coordinador internacional de AFRODES, Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA)
 
Francisco Hernández
Fundador de la Corporación para el Desarrollo de las Comunidades Afrocaribeñas y abogado principal en el caso de discriminación racial de las hermanas Lena y Johana Acosta
 
Luis Ernesto Olave Valencia
Líder de la campaña "Las curules para los afros" y coordinador de Afrodescendientes de la Red Latina – RedLad
Carlos Quesada, director de Race & Equality, participará como moderador
 
 
La Constitución de Colombia de 1991, que se produjo debido a la Asamblea Constituyente nacida de conversaciones de paz con la guerrilla M-19, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), el Ejército Popular de Liberación (EPL), y el movimiento de Quintín Lame, declaró a Colombia un estado pluriétnico. Esto creo el camino para establecer legislaciones que protegen los derechos colectivos, individuales y políticos de las comunidades afrocolombianas e indígenas. Como resultado, se otorgaron a estos grupos dos curules permanentes en el Congreso de la República con el propósito de representar sus intereses respectivos.
 
En el 2013, dos mestizos se presentaron como candidatos para las curules afrocolombianas con el apoyo del grupo afrocolombiano Fundación Ébano de Colombia (FUNECO). Ganaron las elecciones por medios cuestionables, incluso con el supuesto apoyo de un la empresaria conocida como "La Gata", quien actualmente cumple 40 años en la cárcel por vínculos con el paramilitarismo. Desde entonces, activistas afrocolombianas han tomado acciones legales, argumentando que estos puestos en el Congreso son para los afrocolombianos.
 
Este 23 de abril, los panelistas presentarán sus puntos de vista sobre esta situación y qué mecanismos se pueden poner en marcha para garantizar un espacio político para la comunidad afrocolombiano con vísperas a una eventual transición al post-conflicto en Colombia.