Foto por William Wroblewski.

23 Apr 2018 | Informe

Promoviendo políticas de drogas con enfoque de género en Bolivia

 

Hoy la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y la Red Andina de Información (AIN) publicaron un nuevo informe, Promoviendo Políticas de Drogas con Enfoque de Género en BoliviaKathryn Ledebur, directora ejecutiva de AIN, y Coletta A. Youngers, asesora principal de WOLA, son coautoras del informe.

En el Estado Plurinacional de Bolivia, las mujeres representan el 8 por ciento de una población de más de 17,000 reclusos. Sólo en tres otros países en América Latina (Guatemala, El Salvador y Chile) se observa una proporción mayor de mujeres dentro de la población de reclusos en general. Casi el 40 por ciento de las mujeres actualmente recluidas en Bolivia lo están por delitos menores relacionados con drogas, a menudo como resultado de condiciones socio-económicas estructurales, como la pobreza y las presiones derivadas de ser madres solteras. Por lo general, estas mujeres son pobres, cuentan con escasa educación y no tienen acceso a empleos estables con un ingreso decente; un porcentaje alarmante de ellas han sido víctimas de violencia doméstica y sexual. A menudo es la necesidad económica la que las conduce a la industria de las drogas. Elevados índices de detención preventiva han contribuido también a un severo hacinamiento en las prisiones. De hecho, según la base de datos World Policy Brief, las prisiones en Bolivia ocupan el octavo lugar entre las más congestionadas en el mundo.

En respuesta al hacinamiento extremo de las prisiones, entre los años 2012 y 2018 el gobierno del Presidente Evo Morales promulgó seis iniciativas de indulto, reducciones de pena y amnistía, que llevaron a la liberación de casi un tercio de la población carcelaria total en el país. Cláusulas específicas referidas al género beneficiaron a madres y cuidadoras. Estas iniciativas con un enfoque de género, emparejadas con la reducción de los índices de pobreza y un mayor apoyo estatal hacia las madres de familia, contribuyeron a una disminución del 84 por ciento del número de mujeres encarceladas por delitos relacionados con drogas entre 2012 y 2017, lo que se contrapone a la tendencia de incremento del encarcelamiento de mujeres por delitos relacionados con drogas evidente en la mayoría de los países de América Latina.

Pero los considerables avances logrados en Bolivia en cuanto a la reducción del encarcelamiento de mujeres por delitos relacionados con drogas podría estancarse si no se promulgan e implementan amplias reformas del sistema judicial. El informe concluye con una serie de propuestas de reformas concretas para impulsar significativamente la implementación de políticas de drogas con enfoque de género en Bolivia. Reviste especial importancia, que las voces de las mujeres afectadas por las políticas de drogas sean incluidas en el debate, a fin de desarrollar e implementar iniciativas más efectivas, humanas e inclusivas, basadas en criterios de salud pública y derechos humanos.

 

Haga clic aquí para leer el informe