21 Nov 2011 | Informe | Noticias

Un Gran Avance en la Reforma de Sentencias por Delitos de Drogas en los Estados Unidos

La aprobación el año pasado de la Ley de Condenas Justas–legislación que redujo la disparidad (100 a 1) de las sentencia por delitos de crack cocaína y eliminó la condena mínima obligatoria de cinco años por la simple posesión de crack cocaína–reformó una ley universalmente criticada por su dureza y por la disparidad racial que generó. La reforma forma parte de un movimiento más amplio para reconsiderar las extensas sentencias obligatorias mínimas a los infractores de poca monta de drogas, que impregnan en la política de sentencias tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica.

La promulgación del Acta de Sentencias Justas en 2010 marcó la primera vez en 40 años que el Congreso de EE.UU. eliminó una sentencia mínima obligatoria. La nueva ley constituyó un hecho histórico en un momento en que intensas disputas partidarias sobre un amplio espectro de temas en el Congreso estadounidense dominaban el debate y bloqueaban la acción. Es de esperar que los esfuerzos por aprobar el Acta de Sentencias Justas contribuyan a un movimiento más amplio por abordar la desproporción en las penas y a garantizar un sistema de justicia más equitativo.

El nuevo informe de WOLA realizado por Kara Gotsch, Directora de Promoción del Proyecto de Sentencias, describe el esfuerzo que lideró la aprobación del Acta de Sentencias Justas y apunta a la agenda inconclusa de la reforma de sentencias. El reporte destaca la importancia de la reforma más allá de las fronteras de EE.UU. y argumenta que “dado el papel de los Estados Unidos como el principal arquitecto y más importante proponente del sistema para el control global de drogas que ha enfatizado la ‘tolerancia cero’ y sanciones penales, la promulgación del Acta de Sentencias Justas es un hito no sólo para las políticas estadounidenses, sino también para quienes abogan por reformas en otros países.”

Para descargar el informe, por favor haga clic aquí.