26 Nov 2014 | Análisis | Noticias

WOLA condena asesinato de defensores de derechos de migrantes en el Estado de México

El día 23 de noviembre de 2014, fueron asesinados en el municipio de Tequixquiac, Estado de México dos defensores de derechos humanos, quienes brindaban ayuda humanitaria a los migrantes en tránsito y quienes también habían denunciado ante las autoridades actividades de crimen organizado en la zona. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) condena energéticamente este acto y hace un llamado a las autoridades de llevar a cabo una investigación exhaustiva e imparcial de los hechos.

Este evento lamentable subraya la situación de peligro en que viven los y las defensores de derechos humanos en México, quienes realizan un trabajo que es fundamental para la protección de los derechos humanos en el país. Según la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, entre enero de 2011 y diciembre de 2013, fueron asesinados 27 defensores de derechos humanos. Aunque el gobierno federal cuenta con un Mecanismo Nacional para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, WOLA ha recibido numerosos informes de contrapartes en México que señalan defectos persistentes en el funcionamiento de tal Mecanismo a raíz de la falta de recursos y personal, además de la falta de cooperación por parte de autoridades estatales y locales. La muerte de estos dos defensores subraya la importancia de tomar pasos más contundentes para fortalecer este mecanismo y asegurar la participación activa de los tres niveles de gobierno en el mismo.

Por otra parte, el asesinato de estos defensores es un indicio más de los múltiples riesgos que existen para las personas que apoyan a los migrantes en tránsito y la vulnerabilidad extrema de esta población.  

 

Corrección: anteriormente, este comunicado hizo referencia errónea a la fecha 23 de noviembre de 2013, se ha corregido.