Evento

Alianza para la Prosperidad: desafíos y oportunidades para El Salvador

Thursday, 18 August 2016
San Salvador

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), La Fundación para el Debido Proceso (DPLF), Open Society Foundations (OSF), y La Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD)

Se complacen en invitar al foro:

Alianza para la Prosperidad: desafíos y oportunidades para El Salvador

Jueves, 18 de agosto de 2016
9:00 a.m.–11:00 a.m. CST (11:00 a.m.–1:00 p.m. EST)
Hotel Hilton Princess (Barceló)
Boulevard El Hipódromo, San Salvador, El Salvador

Confirmar su asistencia aquí.

Una transmisión en vivo del evento estará disponible aquí.

Bienvenida

Abraham Ábrego, Director, FESPAD

Con la participación de

Hugo Martínez, Ministro de Relaciones Exteriores

Larry Sacks, Director de USAID El Salvador

Geoff Thale, Director de Programas, WOLA

David Holiday, Asesor Sénior, OSF

Roberto Rubio, Director, FUNDE

Moderadora

Leonor Arteaga, Oficial de Programa Sénior, DPLF

La Alianza para la Prosperidad es una iniciativa de cinco años entre los gobiernos de Estados Unidos, El Salvador, Guatemala y Honduras, con el apoyo técnico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Su propósito principal es atender las causas estructurales que han dado origen a la crisis migratoria desde el Triángulo Norte, incluyendo problemas de seguridad, gobernabilidad, y crecimiento económico.

Como complemento a la Alianza para la Prosperidad, la Casa Blanca aprobó la Estrategia de asistencia de Estados Unidos hacia Centroamérica (U.S. Strategy for Engagement in Central America), otro paquete de ayuda económica para los países centroamericanos, basado en cuatro líneas de acción: (1) estimular el sector productivo para crear oportunidades económicas, (2) desarrollar capital humano, (3) mejorar la seguridad pública y el acceso a la justicia, y (4) fortalecer las instituciones para incrementar la confianza en el Estado. Esta iniciativa también incluye ciertas condiciones que los países centroamericanos deben cumplir antes de acceder a los fondos, tales como reducir el flujo migratorio y el tráfico humano, combatir la corrupción dentro del gobierno, y disminuir la pobreza, entre otras.

Por su parte, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un presupuesto de US$750 millones de dólares para apoyar la Alianza durante 2016, y está considerando un monto similar para 2017. Al aprobar estos fondos, el Congreso también incluyó una serie de condiciones que los países deben cumplir. Entre otras, los gobiernos deben demostrar que están tomando medidas efectivas contra la corrupción, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas, e incluir de manera efectiva a la sociedad civil en espacios de consulta.

Las organizaciones de la sociedad civil pueden jugar un papel importante en monitorear el cumplimiento de tales condiciones y en apoyar diferentes medidas que ayuden a que los gobiernos cumplan con sus obligaciones en materia de derechos humanos.

En este foro escucharemos de miembros del gobierno salvadoreño sus perspectivas sobre la Alianza para la Prosperidad y los avances en el plan desarrollado por El Salvador como parte de dicha Alianza. Por su parte, desde la Embajada de Estados Unidos en el país, comentarán sobre los programas de asistencia complementarios a la Alianza. Finalmente, miembros de sociedad civil compartirán sus impresiones sobre las oportunidades y los desafíos que presenta la Alianza.

Foto por Xtremesv via Wikimedia Commons