Las Pandillas

WOLA no está de acuerdo con que el problema de la violencia de las pandillas juveniles debe abordarse con soluciones represivas y parciales “de mano dura”.  Estas soluciones no sirven para nada y a menudo debilitan las garantías del respeto por los derechos humanos y del debido proceso.  Lo que propugnamos para encarar el problema de las pandillas son enfoques multisectoriales bien equilibrados, a nivel local, nacional, federal y transnacional. Los proyectos de investigación y la experiencia práctica demuestran que la prevención es la manera más efectiva y menos costosa de reducir la actividad de las pandillas. Los gobiernos deberían entonces priorizar medidas de prevención como parte de una estrategia coordinada entre prestadores de servicios, fuerzas policiales, instituciones públicas, escuelas, comunidades y familias.  Es necesario que los gobiernos inviertan en prevención y que le asignen recursos presupuestarios.