(Foto AP/Edgard Garrido)

28 Jul 2020 | Comunicado de prensa

Desaparición de defensores Garífunas subraya patrón preocupante de violencia contra defensores de derechos humanos en Honduras

Las autoridades hondureñas deben investigar y dar con su paradero

Washington, D.C.—El pasado 18 de julio, cinco miembros del pueblo afro-indígena Garífuna fueron víctimas de una presunta desaparición forzada en la comunidad de Triunfo de la Cruz, ubicada en el municipio de Tela, en el departamento de Atlántida. Las cinco víctimas, cuyo paradero aún se desconoce, son defensores de derechos humanos en su comunidad. Su presunta desaparición forzada se suma a los varios ataques contra quienes defienden los derechos humanos en Honduras. Es de urgencia que las autoridades hondureñas lleven a cabo una investigación pronta y exhaustiva de los hechos y garanticen la protección de la comunidad. 

“Condenamos enérgicamente la desaparición de los activistas Garífunas, la cual se da en un contexto de ataques en contra de defensores de derechos humanos de las comunidades Garífunas y de quienes defienden el medio ambiente y derecho a la tierra”, señaló Adriana Beltrán, directora del Programa de Seguridad Ciudadana de WOLA. “Es imperativo que las autoridades hondureñas lleven a cabo una investigación independiente, exhaustiva y con la debida celeridad para identificar a los autores materiales e intelectuales de la desaparición y dar con el paradero de los defensores garífunas”. 

Según informes, el 18 de julio, Alberth Snider Centeno Tomás, presidente del patronato de Triunfo de la Cruz por parte de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), Suami Aparicio Mejía García, Gerardo Mizael Rochez Cálix y Milton Joel Martínez Álvarez, miembros de OFRANEH, y una quinta persona Junior Rafael Juárez Mejía, fueron sustraídos de sus viviendas de forma violenta por varios individuos desconocidos, armados y uniformados con chalecos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), sin presentar orden de captura. Hasta la fecha, una persona presuntamente vinculada a la desaparición ha sido detenida. Sin embargo, los cinco desaparecidos no han sido localizados y todas las personas involucradas no han sido identificadas y sometidas a la justicia. 

“El gobierno hondureño también debe adoptar de manera urgente medidas que garanticen la protección y seguridad de la comunidad Garífuna de Triunfo de la Cruz”, puntualizó Beltrán. 

La desaparición se da en una situación de ataques y agresiones en contra del pueblo afrohondureño e indigena Garífuna, el cual está en condiciones de mayor vulnerabilidad y sufre de altos niveles de pobreza y exclusión. Datos de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos señalan que de septiembre de 2019 a la fecha, se han registrado cinco muertes violentas de miembros de la comunidad Garífuna.

Cabe señalar también que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha emitido dos sentencias a favor de las comunidades Garífuna mediante las cuales el Estado fue condenado en 2015 por violación al derecho a la propiedad comunitaria, y el derecho a la consulta previa libre e informada. Hasta la fecha, el Estado hondureño ha incumplido la sentencia.  

WOLA se une a las voces de solidaridad con las comunidades Garífunas, OFRANEH y las familias de los cinco desaparecidos.