(AP Photo/Fernando Antonio)

20 Aug 2020 | Comunicado de prensa

Honduras enfrenta un momento clave en la búsqueda de justicia para Berta Cáceres

Washington, D.C.—La audiencia preliminar contra Roberto David Castillo, acusado de ser un autor intelectual del asesinato de Berta Cáceres, está programada para el 21 de agosto en Tegucigalpa, Honduras. Sin embargo, a dos días de celebrarse la audiencia preliminar el presidente de la Corte Suprema de Justicia realizó cambio de la jueza a cargo. Además, ante las tácticas dilatorias de su defensa que han retrasado injustificablemente el juicio, existe preocupación por el vencimiento de la medida de prisión preventiva de Castillo en dos semanas. La familia de Cáceres ha expresado inquietudes sobre la posibilidad de que Castillo podría intentar huir del país para evadir a la justicia, como lo intentó anteriormente. 

Cáceres, líder y activista indígena y ambientalista, fue asesinada hace más de cuatro años por su oposición al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, implementado de manera ilegal en territorio indígena por la empresa Desarrollos Energéticos (DESA). Castillo fungía como presidente y gerente general de DESA cuando Cáceres fue asesinada. En noviembre de 2018, siete personas fueron encontradas culpables por el asesinato de Cáceres. En marzo de ese año, David Castillo fue detenido por su presunta participación en el asesinato. No obstante, las medidas dilatorias que han impedido el inicio de juicio y el reciente cambio de la jueza que conocía el caso han generado preocupaciones de que todos los responsables no sean sometidos a la justicia. 

“Para la familia de Berta Cáceres, la comunidad lenca, el pueblo hondureño y la comunidad internacional, es de vital importancia que el gobierno de Honduras y el sistema judicial aseguren que se lleve a la justicia a los autores intelectuales del asesinato y que se exponga la verdad sobre los hechos y la corrupción relacionada con el asesinato de Berta Caceres”, dijo Adriana Beltrán, Directora para Seguridad Ciudadana en la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés). “El juicio de Castillo debe proceder con celeridad, conforme la ley hondureña y garantizar la debida imparcialidad”.