(AP Photo/Diana Ulloa)

3 Jun 2021 | Comunicado de prensa

En ataque a la oposición de Nicaragua, gobierno de Ortega detiene a candidatos presidenciales

Washington, D.C. — La captura de cuatro candidatos presidenciales en Nicaragua en menos de una semana genera preocupaciones por el uso de instituciones que deberían ser independientes para atacar a adversarios políticos del gobierno de Ortega.

El 2 de junio, el gobierno nicaragüense detuvo y presentó cargos fiscales contra Cristiana Chamorro, candidata presidencial en las elecciones previstas para noviembre de este año. Los cargos están relacionados con asuntos técnicos y administrativos por con un informe financiero anual de la fundación de Chamorro que han sido enmarcados de manera poco creíble como asuntos criminales relacionados a lavado de dinero.

Más allá de los requerimientos fiscales en si, el llamado del fiscal general de Nicaragua a un juez para que falle a favor de que Chamorro sea inelegible a ocupar un puesto público parece estar relacionado con motivos políticos que entran en desacuerdo con el debido proceso y los procedimientos constitucionales de Nicaragua. 

El efecto de los cargos y de la acción de excluir a Chamorro de la función pública, tiene el fin de debilitar a uno de los principales oponentes a la campaña de reelección del presidente Ortega, en un momento en donde los grupos opositores se están movilizando. 

Esto parece ser un esfuerzo impulsado políticamente para socavar a un oponente político, no una investigación seria de materia criminal. El gobierno de Nicaragua debería retirar estos cargos y abstenerse de cualquier esfuerzo adicional de utilizar el sistema legal para acosar o atacar a los opositores políticos,” dijo Geoff Thale, presidente de WOLA.  

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha pedido al gobierno de Ortega que asegure que las próximas elecciones se lleven a cabo de manera justa y libre, al igual que los miembros del Congreso de Estados Unidos

Los nicaragüenses merecen una campaña electoral que ofrezca debates reales y opciones serias en cuanto al futuro del país,” dijo Thale. “La comunidad internacional debe presionar fuertemente al gobierno de Ortega para asegurar que las próximas elecciones sean justas y libres.” 

En un ataque posterior a la oposición y al electorado nicaragüense, el sábado 5 de junio, un segundo candidato presidencial, el economista Arturo Cruz, fue capturado en el aeropuerto internacional de Managua cuando regresaba de Estados Unidos, donde se había desempeñado como embajador de Ortega entre 2007 y 2009.

Los señalamientos de la fiscalía de que Cruz “está siendo investigado por la Policía Nacional por contar con fuertes indicios de que ha atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”, no solo minan aún más la credibilidad e independencia de esa institución, involucrada en la captura contra Chamorro, sino que también evoca dudas similares sobre la policía del país, sobre la cual pesan graves acusaciones de violaciones contra los derechos humanos.

En la tarde del 8 de junio, la Policía informó que un tercer candidato, el académico y activista opositor Félix Maradiaga Blandón estaba siendo acusado de una serie de delitos como “desestabilización”, “proponer bloqueos económicos”, “aplaudir la imposición de sanciones contra Nicaragua” y “lesionar los intereses supremos de la nación”.

Maradiaga fue detenido después de declarar ante la Fiscalía, donde le confirmaron que le habían abierto una investigación por “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”.

La captura de Maradiaga implica que no solo están actuando contra los candidatos de centro, sino de los de centroizquierda también, y sugiere que el gobierno está intentando deshacerse de todos los candidatos de oposición”, dijo Thale. 

Pocas horas después de la captura de Maradiaga, la policía de Nicaragua informó sobre la captura del economista y candidato presidencial de centroderecha Juan Sebastián Chamorro Chamorro, aduciendo a una serie de delitos infundados como en los casos de los demás candidatos.

*Este comunicado fue actualizado tras las capturas de Arturo Cruz, Felix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro. Una versión anterior afirmaba incorrectamente que las elecciones se celebrarían en septiembre. Las elecciones se llevarían a cabo en noviembre.