12 Aug 2021 | Noticias

Priorizar los derechos de afrocolombianos e indígenas y combatir el racismo en Colombia: Mensaje de 16 congresistas estadounidenses al secretario de Estado Blinken

El 10 de agosto, el representante estadounidense Hank Johnson (D-GA) lideró a otros 15 miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos* en una carta dirigida al secretario de Estado Antony Blinken, en la que urge una vez más al Departamento de Estado de Estados Unidos a priorizar los derechos étnicos y a denunciar con más contundencia la brutalidad policial en Colombia. Más de 36 organizaciones de la sociedad civil estadounidense y colombiana**, incluyendo organizaciones de derechos humanos, laborales, religiosas y étnicas, respaldaron este llamado.

Ante la ausencia de acciones contundentes por parte de Estados Unidos para detener la represión violenta de las protestas en Colombia, los  abusos continúan aumentando. La ONG Temblores ha documentado más de 4.285 incidentes de violencia policial, incluyendo casos de enfrentamientos físicos, uso indebido de armas, detenciones arbitrarias, desapariciones, violencia sexual y al menos 43 homicidios registrados. Los aspectos racializados de esta violencia se intensifican con las prácticas de discriminacion racial y exclusión territorial, lo cual profundiza la discriminación contra los pueblos afrocolombianos e indígenas.

Los miembros del Congreso quieren que el Departamento de Estado retenga temporalmente la asistencia en materia de seguridad hasta que las fuerzas de seguridad colombianas en particular la policía nacional y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD)detengan el  uso desproporcionado de la fuerza, el despliegue indebido de armas de control de multitudes, y que cesen los  abusos contra personas que se manifiestan de forma legítima. Estos casos de abuso deben ser investigados y llevados ante la justicia, y Colombia debe emprender una reforma integral de sus fuerzas policiales.

Los congresistas también piden que altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos denuncien la violencia racial en el país, lo cual representa una crítica a la tibia respuesta del gobierno de Biden respecto a la violencia atroz de las protestas y la forma en que ésta afecta a los pueblos afrocolombianos e indígenas. Las peticiones actuales hacen eco de las realizadas en una carta al Congreso en mayo de 2021, en la que se pedía al Departamento de Estado que congelara la ayuda policial y la venta de equipos antidisturbios a Colombia, añadiendo recomendaciones específicas que abordan el racismo y defienden los derechos de las minorías étnicas. 

Estados Unidos ha dirigido esfuerzos anteriores para abordar los abusos de derechos humanos cometidos contra las minorías étnicas. También ha invertido un capital político y financiero importante para avanzar en los acuerdos de paz de 2016 y garantizar la inclusión de su Capítulo Étnico, y ha trabajado con Colombia para promulgar el Plan de Acción Racial Estados Unidos-Colombia y el Plan de Acción Laboral Estados Unidos-Colombia. El Departamento de Estado debe aprovechar esta posición de ventaja para fortalecer aún más la relación entre Estados Unidos y Colombia.

La carta también destaca un artículo de opinión de El Espectador escrito por el actor estadounidense Kendrick Sampson, en el que relata sus experiencias personales con la brutalidad policial y el racismo en Colombia, incluyendo varios incidentes de requisas arbitrarias y un asalto. 

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) agradece al Representante Hank Johnson y a los otros 15 Representantes por haber adoptado una postura de defensa de los derechos de los afrocolombianos e indígenas y por trabajar para hacer frente al racismo en Colombia.

Lea la carta aquí:

 

*Los siguientes miembros del Congreso expresaron su apoyo firmando la carta:
Rashida Tlaib (D-MI), Raúl M. Grijalva (D-AZ), Val Butler Demings (D-FL), Earl Blumenauer (D-OR), Maxine Waters (D-MO), Steve Cohen (D-TN), Dina Titus (D-NV), Danny K. Davis (D-IL), Jesús G. “Chuy” García (D-IL), Ayanna Pressley (D-MA), Ilhan Omar (D-MN), André Carson (D-IN), Pramilla Jayapal (D-WA), Jamaal Bowman, Ed. D. (D-NY), and Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY).

*Además de WOLA, las siguientes organizaciones de la sociedad civil de Estados Unidos y Colombia respaldaron la carta:
Consejo de Paz Afrocolombiano (CONPA), Comisión Étnica para la Paz y para la Defensa de los Derechos Territoriales, Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES), Proceso de Comunidades Negras (PCN), Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Corporación Centro de Pastoral Afrocolombiana (CEPAC), Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas (CNOA), Consejo Laboral Afrocolombiano (CLAF), Red de Mujeres Afrocolombianas “Kambiri”, Mujeres Indígenas y Negras Retomando sus Raíces, Movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente (AISO), Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca (ASOM), la Red de Mujeres Afrocaribeñas, Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, el Instituto Internacional para la Raza y la Igualdad, Grupo de Trabajo sobre América Latina, Vigilancia de la Amazona, Red de Liderazgo Religioso de Chicago sobre América Latina, el Comité de Derechos Humanos de Colombia, la Red de Derechos Humanos de Estados Unidos, Alianza de Ciudades, Afropresencia, Intercambio Mundial, Oxfam América, la Iglesia Unida de Cristo, Ministerios de Justicia y Testimonio, Alianza de Ciudades por los Derechos Humanos, Un Paradigma de Curación, Proyecto [email protected], Diáspora Africana Región Seis de Illinois, Iglesia Metodista Unida – Junta General de Iglesia y Sociedad, Iglesia Presbiteriana (EEUU), ActionAid USA, AFL-CIO, Comité de Solidaridad con América Central de Portland (PCASC), MADRE, Grupo de Trabajo Interreligioso de Kentucky sobre América Latina y el Caribe, y Red Prioritaria de África (PAN).