22 Jun 2021 | Noticias

Actor estadounidense Kendrick Sampson: ‘Mientras Colombia clama por una reforma social, los afrocolombianos necesitan solidaridad en su lucha por paz y justicia’

Actor estadounidense, activista de ‘Black Lives Matter’ (Las vidas negras importan) y cofundador de la organización BLD PWR, Kendrick Sampson (AP Photo/Jintak Han)

El paro nacional de Colombia del pasado mes de mayo se ha visto enfrentado a una multitud de alarmantes abusos policiales, que ha puesto en evidencia que el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía colombiana, especialmente contra los afrocolombianos, es un problema estructural. En un momento en el que la atención internacional se ha fijado en la brutal represión policial, el actor estadounidense, activista de ‘Black Lives Matter’ (Las vidas negras importan) y cofundador de la organización BLD PWR, Kendrick Sampson, publicó esta semana un impactante artículo de opinión para el periódico colombiano El Espectador, en el que describe su traumática experiencia con la violencia policial en Colombia y hace un llamado a la comunidad internacional para que se solidarice con los cientos de lideresas y líderes sociales afrocolombianos e indígenas que están llevando a cabo el trabajo de base para construir la paz y garantizar la justicia en Colombia.

El 15 de diciembre de 2020, agentes de la policía nacional de Cartagena, en el departamento de Bolívar, agredieron a Sampson. Un vídeo del incidente circuló por las redes sociales en el que se veía a un agente uniformado acosando a Sampson, dándole un puñetazo en la cara y apuntándole con una pistola. Varios meses después, Sampson consideró necesario compartir su historia en el contexto de las protestas multisectoriales de Colombia, que, aunque convocadas en oposición a una controversial propuesta de reforma tributaria, convergieron en general con antiguas quejas sobre la violencia sancionada por el Estado, la pobreza, la desigualdad y el racismo estructural. En su artículo de opinión para El Espectador, Sampson describe su propio episodio desgarrador con la policía colombiana y subraya cómo la experiencia, “profundizó visceralmente [su] noción sobre el peligro que implica ser un activista por las vidas negras, en uno de los países más mortíferos del mundo para los defensores de derechos humanos”.

Después de su traumática experiencia, Sampson revela que se reunió con la familia y los amigos de Harold Morales, un joven futbolista que fue asesinado por la policía colombiana en 2020, y esto le reafirmó cómo los, “líderes políticos están canalizando la mayor parte de nuestros impuestos hacia la vigilancia policial violenta y militarizada y la opresión de las vidas negras e indígenas en todo el mundo, en lugar de brindar vivienda adecuada, salud y atención a vecindarios como el de Harold”.

Sampson también escuchó a valientes lideresas y líderes sociales que han dedicado sus vidas a luchar por la liberación en Colombia, entre ellos Marino Córdoba, Danelly Estupiñán y Clemencia Carabalí. Llama la atención sobre el hecho de que, “los ataques contra los líderes afrocolombianos a menudo resultan en que sean desplazados de sus hogares y se tengan que ir a otra parte del país, o se exilien en el extranjero. Muchos de estos líderes afrocolombianos han enfrentado intentos de asesinato, y con demasiada frecuencia, sus homicidios y los responsables quedan en la impunidad”.

La lucha por la liberación de las vidas negras es una lucha internacional en solidaridad con todos los pueblos oprimidos”, afirma Sampson. Hace un llamado a la comunidad internacional para apoyar las luchas y proteger las vidas de las lideresas y los líderes sociales de Colombia, que, a lo largo de la diversa geografía del país, están luchando por un cambio transformador.

Lea el artículo de opinión de KENDRICK SAMPSON

Apoya sus luchas y protege sus vidas. Únete a la campaña de WOLA #ConLíderesHayPaz:

ÚNETE A LA CAMPAÑA