WOLA: Advocacy for Human Rights in the Americas

AP Photo/Guillermo Arias

12 Apr 2017 | Análisis

Denunciando delitos cometidos contra migrantes en México desde el extranjero

Contexto: Las personas migrantes continúan huyendo de la violencia y de la falta de oportunidades en Centroamérica, emprendiendo un peligroso viaje a los Estados Unidos. Los secuestros, extorsiones y otros delitos son comunes y los migrantes tienen pocas opciones en caso de ser víctimas de abusos. En respuesta a las exigencias de la sociedad civil, México ha emprendido algunas medidas para investigar abusos contra migrantes incluyendo la creación, por primera vez, de una unidad para recibir denuncias de migrantes, así como la creación de un mecanismo que permite a sus familias denunciar desde el extranjero delitos que han ocurrido en México.

Avances y obstáculos en el Mecanismo de Apoyo Exterior de México

En diciembre de 2015, la Procuraduría General de la República de México (PGR) creó la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes (la “Unidad”) y también creó el Mecanismo de Apoyo Exterior Mexicano de Búsqueda e Investigación (el “Mecanismo”). En Marzo de 2016, la Procuradora General designó a Leonor Figueroa Jácome como titular de la Unidad y del Mecanismo.

La Unidad está a cargo de la investigación de delitos federales contra personas migrantes, así como delitos federales perpetrados por migrantes en México. El Mecanismo forma parte de la Unidad y es responsable de recibir denuncias para las investigaciones de la Unidad cuando el migrante o la familia del migrante se encuentran fuera de México. El Mecanismo permite a las víctimas y/o a sus familias denunciar los delitos contra migrantes que ocurrieron en México (incluyendo casos de desapariciones y extorsiones) a través de las agregadurías de la PGR en embajadas mexicanas en el extranjero o mediante la coordinación de la PGR con los consulados mexicanos en el exterior.

Muchas veces las personas migrantes víctimas de un delito y sus familias son de escasos recursos, por lo que el Mecanismo da a las familias la oportunidad de denunciar los delitos y participar activamente en las investigaciones sin necesidad de viajar a México. El funcionamiento del Mecanismo requiere una cercana cooperación entre la PGR y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE). Dado que la mayoría de los migrantes que viajan a través de México son de Centroamérica, y que Estados Unidos es un país de destino común, el Mecanismo se centra principalmente en recibir denuncias de delitos desde las embajadas y consulados de México en Estados Unidos y Centroamérica (sin embargo, también es posible recibir denuncias desde otros países).

Como WOLA ha señalado anteriormente la Unidad y el Mecanismo son fundamentales para investigar y brindar justicia para delitos contra migrantes en México. El gobierno mexicano ha asumido ante organismos regionales e internacionales el compromiso de respetar los derechos de las personas migrantes. Al garantizar el efectivo funcionamiento de la Unidad y el Mecanismo, el gobierno puede convertir sus compromisos en acciones y resultados concretos.

Hasta marzo de 2017, el Mecanismo ha recibido 65 denuncias sobre delitos perpetrados contra migrantes en México. De estos, al menos 57 fueron casos de migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras que desaparecieron en México entre 1999 y 2014, con el nivel más alto de desapariciones en 2011.

Avanzando de la toma de denuncias a la investigación y sanción de los delitos

La denuncia de estos 65 casos a través del Mecanismo es un avance positivo, pero aún existen obstáculos importantes que deben ser abordados para garantizar que estos y futuros delitos contra migrantes que se denuncien a través del Mecanismo sean investigados eficazmente en México.

El Mecanismo de Apoyo Exterior es único en su tipo. A diferencia de la cooperación internacional tradicional que es sólo entre gobiernos, el Mecanismo es para las familias y víctimas y, al menos en el papel, elimina las barreras geográficas, económicas y burocráticas que han enfrentado las familias en el exterior para denunciar delitos sufridos en México y para dar seguimiento al avance de las investigaciones sin tener que viajar al país.

A continuación tres áreas que necesitan atenderse para mejorar el Mecanismo.

La trampa burocrática entre la SRE-PGR: De acuerdo con el decreto que crea el Mecanismo y la Unidad, las agregadurías de la PGR en el exterior son la puerta de entrada para denunciar delitos en el sistema de justicia de México. El manual actualizado de la PGR señala que las agregadurías regionales y legales, así como las oficinas de enlace juegan un papel importante en recibir denuncias de delitos desde el exterior. El reglamento de la Ley del Servicio Exterior Mexicano que regula el funcionamiento de las Embajadas y Consulados establece que los consulados deben auxiliar al ministerio público y otras autoridades del sistema de justicia.

En la práctica, no queda claro cómo las agregadurías de la PGR, la Unidad para Migrantes y los funcionarios del servicio exterior mexicano se coordinarán para recibir las denuncias de delitos, y la SRE y la PGR no han hecho esfuerzos suficientes para aclarar esta situación. En los casos de Centroamérica, la solución a corto plazo ha sido que la titular de la Unidad, Leonor Figueroa, viaje a los países para recibir las denuncias de los familiares en la presencia de autoridades consulares mexicanas. Si bien estos esfuerzos son bienvenidos, no son una solución permanente.

La organización Mexicana Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD) junto con comités de familiares de personas migrantes desaparecidas de Centroamérica han solicitado que la PGR y la SRE establezcan reglas claras para la participación del Servicio Exterior mexicano en el Mecanismo. También han solicitado que la PGR supere los obstáculos internos que impiden el funcionamiento óptimo del Mecanismo. Por ejemplo, las agregadurías que pueden recibir denuncias en el exterior están bajo la autoridad de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, mientras que la Unidad y el Mecanismo encargados de investigar los casos pertenecen a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, causando problemas de coordinación y retraso en las investigaciones.

Las organizaciones también han solicitado que la PGR asigne personal permanente para operar el Mecanismo en las embajadas de México en Centroamérica, incluyendo el nombramiento de agregados en Honduras y El Salvador, y que determinen si es necesario que exista personal de la PGR en algunos consulados en los Estados Unidos en áreas con altas concentraciones de centroamericanos y donde la PGR no tenga oficinas regionales. (La PGR tiene una agregaduría legal en DC, oficinas regionales en San Antonio, El Paso, San Diego y Los Ángeles, y oficinas de enlace en Riverside, Brownsville, El Paso, DC y Pheonix).

La falta de claridad en los roles de la PGR y de la SRE ha retrasado las investigaciones en las denuncias de delitos recibidas de Centroamérica. Por ejemplo, el proceso para transferir las denuncias recibidas en Guatemala del agregado de la PGR a la SRE, luego a la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, y finalmente a la Unidad en México ha estancado los casos. Dado que Honduras y El Salvador no cuentan con agregadurías, ha habido aún mayores impedimentos y retrasos en el envío de denuncias a México.

Un procedimiento para emitir visas a las familias: Dado que la mayoría de las familias de migrantes de Centroamérica son de escasos recursos, con frecuencia enfrentan problemas para obtener visas cuando desean viajar a México para dar seguimiento a las investigaciones relativas a sus seres queridos. El funcionamiento óptimo del Mecanismo podría reducir sustancialmente la necesidad de viajar a México para dar seguimiento a las investigaciones penales.

Mientras tanto—y para casos donde la presencia de las familias o víctimas es esencial (por ejemplo durante las operaciones de búsqueda de migrantes desaparecidos en las que las familias tienen derecho a participar)—la FJEDD y las familias están pidiendo que se establezca un procedimiento entre el Instituto Nacional de Migración (INM) y la SRE para emitir visas para estas familias.

La capacitación de los funcionarios mexicanos sobre el Mecanismo: Se requiere más capacitación a los funcionarios en la PGR y la SRE (incluyendo los consulados) en relación al Mecanismo y cómo es diferente a los mecanismos de cooperación legal internacional tradicionales. Las autoridades mexicanas deben también proporcionar información a las autoridades de EE.UU. y Centroamérica sobre el Mecanismo, cómo funcionará al interior de los diferentes países, y la posible cooperación entre las procuradurías y fiscalías de Estados Unidos y Centroamérica para delitos trasnacionales contra migrantes.

Los obstáculos que obstruyen la investigación

Los delitos denunciados a través del Mecanismo pueden involucrar redes criminales complejas y crímenes diversos tales como  delincuencia organizada, secuestro, desapariciones y tráfico de personas. Las investigaciones de estos crímenes técnicamente caen bajo la competencia de otras oficinas especiales y unidades dentro de la PGR. En el pasado, la fragmentación de los casos en varias oficinas de la PGR ha obstruido las investigaciones. Con la Unidad para migrantes y el Mecanismo, la PGR debe asegurar que existirá una comunicación fluida entre sus diferentes oficinas para investigar los delitos denunciados a través del Mecanismo y que esa burocracia interna no impedirá las investigaciones ni entorpecerá el análisis exhaustivo de las redes criminales.

Las oficinas de la PGR en México y en el exterior deben también coordinarse para responder rápidamente a las solicitudes de las familias para la búsqueda inmediata de personas migrantes reportadas como desaparecidas en México. No está claro cómo el Mecanismo asegurará que cualquier solicitud proveniente del exterior para la búsqueda inmediata de una persona migrante desaparecida en México será canalizada y atendida apropiadamente, ni cómo el Protocolo homologado para la búsqueda de personas desaparecidas y la investigación del delito desapariciones forzadas de la PGR será aplicado también en casos que involucren migrantes cuya desaparición es reportada desde el exterior.

También es importante que la Unidad, el Mecanismo y Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas coordinen su trabajo para la búsqueda de migrantes en forma permanente. La PGR debe también coordinarse con otras autoridades federales que puedan jugar un papel importante en la búsqueda de migrantes en instalaciones federales, tales como prisiones y hospitales.

Debe permitirse a las familias tener acceso a las investigaciones de la PGR y éstas deben ser informadas de cualquier progreso que se haga en la investigación. Si bien los recursos humanos y financieros pueden ser limitados, la PGR tiene la obligación de asegurar que la Unidad y el Mecanismo tengan los medios para investigar los casos.

Conclusión

Un poco más de un año después del nombramiento de Leonor Fiegueroa Jácome como titular de la Unidad y Mecanismo, ambos órganos muestran resultados, aunque importantes, limitados. A pesar de que no han habido condenas en los casos abiertos por la Unidad, se está trabajando para avanzar las investigaciones y recientemente se agregaron ministerios públicos y funcionarios adicionales a la Unidad. El Mecanismo también ha empezado a recibir casos y el hecho de que la titular de la Unidad haya realizado varios viajes a Centroamérica para recibir denuncias es un importante paso hacia adelante.

Aunque el gobierno mexicano ha mencionado a la Unidad y el Mecanismo como ejemplo de su compromiso con una adecuada investigación de violaciones a los derechos humanos, necesita trabajar para atender de manera efectiva los obstáculos que estos órganos enfrentan actualmente, proporcionarles los recursos suficientes, y continuar el diálogo con la sociedad civil  en relación a las maneras de mejorar la Unidad y el Mecanismo.

La efectividad del Mecanismo como una herramienta para que las familias y personas migrantes que han sido víctimas del delito en México accedan a la justicia, también depende de que las poblaciones afectadas en Centroamérica y en las comunidades migrantes en los países de destino lo conozcan y lo utilicen. Mientras el gobierno mexicano debe trabajar en difundir información sobre el Mecanismo, la sociedad civil puede jugar un papel importante.

WOLA y la FJEDD desarrollaron un folleto informativo sobre el Mecanismo para familias y víctimas en Estados Unidos y en Centroamérica para que conozcan la posibilidad de denunciar ante las autoridades mexicanas en el exterior los delitos contra migrantes que han ocurrido en México. A través de estos esfuerzos las personas migrantes que han sido víctimas del delito en México y sus familias están un paso más cerca de lograr que existan investigaciones efectivas y obtener respuestas sobre el paradero de incontables migrantes que han desaparecido en el país.

Leer el folleto sobre cómo reportar desde los EE.UU. un delito sufrido en México