12 Dec 2012 | Análisis | Noticias

Rechazamos de manera categórica el asesinato del líder afrocolombiano

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) condena fuertemente el asesinato del líder afrocolombiano Miller Angulo Rivera. El Sr. Rivera fue asesinado de arma de fuego por asesinos el primero de diciembre de 2012 en la ciudad de Tumaco, en la costa pacífica de Colombia. Tenía 33 años de edad y deja a una esposa, una hija y un hijo. WOLA expresa sus condolencias más sinceras a la familia del Sr. Rivera.

Miembro de la Asociación Nacional de Afrocolombianos Desplazados (AFRODES), el Sr. Rivera abogaba por los derechos de los afrocolombianos desplazados y sirvió como Secretario Técnico de la Mesa Municipal de Victimas de Tumaco. También fue líder activo en el movimiento en defensa de las tierras de las comunidades afrocolombianas. WOLA colaboró con él en sus esfuerzos en defensa de los derechos de los afrocolombianos desplazados por el conflicto. El asesinato viene después de que él había recibido varias amenazas de muerte por parte de dos grupos paramilitares, las Águilas Negras y el Grupo Anti-Restitución de Nariño (GAR).

El asesinato del Sr. Rivera, después de que él había recibido múltiples amenazas de muerte, destaca que estas amenazas tienen que estar tomadas en serio, que hay que investigar sus orígenes y que los que están nombrados necesitan medidas de protección. El 13 de noviembre, las Águilas Negras circularon una amenaza de muerte listando a AFRODES y a otros grupos e individuos que son de los contrapartes más cercanos de WOLA, incluyendo a varias organizaciones afrocolombianas regionales y organizaciones de mujeres en las áreas del Chocó, Cundinamarca, Nariño, Valle del Cauca y Cauca. En conjunto con varios de los grupos que fueron incluidos en la amenaza del día 13 de noviembre, WOLA denunció la amenaza a las autoridades estadounidenses y colombianas, quienes aún no han tomado acciones apropiadas para proteger a las personas quienes se encuentran en alto riesgo.

WOLA está sumamente preocupada por la seguridad de los líderes y lideresas de AFRODES, y en particular la seguridad de los y las 22 líderes y lideresas que han pedido medidas de protección de la Unidad Nacional de Protección y no las han recibido. El Congreso de los EE.UU. ha puesto condicionamientos en la ayuda militar a Colombia, que dicen que dicho país tiene que proteger a los líderes y lideresas afrocolombianos y afrocolombianas para recibir los fondos. Instamos que el Departamento del Estado de los EE.UU. comunique a las autoridades colombianas la importancia de asegurar la protección de los líderes amenazados. También llamamos por una  investigación inmediata del asesinato del Sr. Rivera que termine en la convicción de los responsables.

En 2010, AFRODES recibió el Premio WOLA de Derechos Humanospor su dedicación de más de diez años a la defensa de los afrocolombianos desplazados.

Ver también:

Asesinado otro líder Afrocolombiano en Tumaco, Nariño” (Comunicado de AFRODES, 2012)

Paramilitares colombianos envían amenazas de muerte a grupos de derechos humanos” (Comunicado de WOLA, 2010)