31 Jan 2012 | Noticias

Tome medidas para proteger a los trabajadores injustamente despedidos en Colombia

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) le insta a tomar medidas en solidaridad con los sindicalistas en huelga de hambre en Cali. En 2004, 51 miembros del sindicato SINTRAEMCALI fueron despedidos injustamente a causa de sus  actividades con el sindicato. En tres ocasiones distintas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomendó a Colombia volver a contratar estos trabajadores, siendo despedidos injustamente por pertenecer a un sindicato (caso de la OIT 2356). El 12 de octubre de 2011, un tribunal colombiano ordenó al EMCALI reintegrar a los 51 miembros despedidos (sentencia 061).

El 5 de diciembre de 2011, cinco de los 51 trabajadores despedidos iniciaron una huelga de hambre en la Plaza de Caicedo en Cali con el fin de instar al gobierno colombiano a cumplir con esta sentencia. Dos de los trabajadores que participaban en la huelga de hambre fueron hospitalizados el 2 de enero y los otros tres trabajadores permanecen en la plaza a pesar de las condiciones de deterioro de salud. El 26 de enero, el tribunal colombiano a cargo del caso ordenó la detención del Sr. Sabas Ramiro Tafur Reyes, Gerente Interventor de EMCALI, por no reintegrar  a los trabajadores como se ordenó según el fallo 061. El Sr. Tafur continúa rechazando abiertamente la decisión del tribunal y las recomendaciones de la OIT a pesar del orden de arresto.

En abril de 2011, los presidentes Juan Manuel Santos y Barack Obama firmaron el Plan de Acción Laboral entre Estados Unidos y Colombia (LAP) con el fin de facilitar la aprobación del Tratado de Libre de Comercio entre Estados Unidos y Colombia. El propósito del LAP es mejorar la precaria situación de derechos laborales en Colombia. Como parte del LAP, ambos países acordaron trabajar conjuntamente con la OIT para proteger los derechos laborales. Nueve meses después de la firma del Plan de Acción Laboral, el gobierno colombiano aun no ha acatado las recomendaciones de la OIT en el caso de SINTRAEMCALI.

La violencia, las amenazas y la estigmatización en contra de SINTRAEMCALI no han disminuido. En los últimos diez años, ocho miembros de SINTRAEMCALI han sido asesinados, 15 han sido forzados al exilio y más de 100 han sido amenazados de muerte. El presidente actual de SINTRAEMCALI, el Sr. Jorge Iván Vélez, ha recibido al menos cuatro amenazas en el último mes. Asimismo, otros miembros del sindicato continúan recibiendo mensajes de muerte. Diversos miembros de SINTRAEMCALI, activistas de derechos laborales y defensores de derechos humanos también fueron blancos de un detallado complot de asesinato y campañadedesprestigio conocida como "Operación Dragón" en 2004. Operación Dragón fue desarrollada por miembros jubilados del ejército, contratistas privados y sicarios. La Fiscalía General descubrió que los autores pretendían asesinar  a varios miembros de SINTRAEMCALI, al senador Alexander López Maya y a Berenice Celeyta de NOMADESC. Los autores intelectuales de la Operación Dragón también intentaron vincular falsamente a los miembros de SINTRAEMCALI a grupos guerrilleros como parte de una campaña de difamación.

Le pedimos que apoye a las huelguistas de hambre y a SINTRAEMCALI poniéndose en contacto con las siguientes autoridades de EE.UU. y Colombia para instarles a tomar acción inmediata a que se  reintegren a los 51 trabajadores que fueron despedidos injustamente y actuar de acuerdo a las órdenes del sistema judicial de Colombia y las recomendaciones internacionales.

El gobierno tambiéndebe garantizarmedidas efectivas de protecciónpara todos los miembrosdeSINTRAEMCALI.

Gobierno EE.UU.:

Departamento de Estado
http://contact-us.state.gov/app/ask

Embajada de EE.UU. en Bogota, Colombia
[email protected]

Embajador de Comercio EE.UU.
http://www.ustr.gov/about-us/contact-us/your-comment

Gobierno de Colombia:

Oficina del Presidente Juan Manuel Santos
[email protected]

Oficina del Vicepresidente Garzon
[email protected]

Ministerio de Trabajo
[email protected]

También le pedimos que envíe al  Sr. Tafur un correo electrónico que indique que las personas en los EE.UU. no van a tolerar tal desprecio flagrante de los derechos de los al: [email protected]

Por favor copiar sus correos electrónicos y enviar sus comentarios a Anthony Dest, [email protected].