14 Feb 2019 | Pronunciamiento conjunto

ONGs internacionales instan al Departamento de Seguidad Nacional terminar con el programa de “Quédate en México”

14 de febrero de 2019

Secretaria Kirstjen M. Nielsen
Departamento de Seguridad Interior (DHS)
3801 Nebraska Ave. NW
Washington, D.C. 20016

CC: Secretario de Estado Michael Pompeo

Re: Preocupaciones de OSC con respecto a la implementación y expansión de los Protocolos Unilaterales de Protección al Migrante / Programa “Quédate en México”

Estimada Secretaria Nielsen:

Las organizaciones firmantes de la sociedad civil de los Estados Unidos, México y Centroamérica le escriben para expresar nuestras profundas inquietudes con respecto a la nueva política de la Administración de Trump, llamada engañosamente “Protocolos de Protección al Migrante” (MPP). La política—cuya primera fase está siendo implementada en el puerto de entrada de San Ysidro / Tijuana y la cual tiene como objetivo expandirse a otros puertos de entrada a lo largo de la frontera sur de los EE.UU.—obliga a los solicitantes de asilo no mexicanos y que llegan por tierra a la frontera a permanecer en México por la duración de sus procedimientos migratorios en los EE.UU. Le instamos a que suspenda de inmediato esta política y se abstenga de expandirla a otros lugares y a las familias que solicitan asilo.

Muchas de nuestras organizaciones nos dirigimos a Ud. y a los funcionarios del Gobierno de México el año pasado para expresar nuestra oposición a la implementación de cualquier acuerdo o iniciativa bilateral que sea similar al MPP.[i] En conjunto, nuestras organizaciones contamos con años de experiencia documentando violaciones de derechos humanos y delitos contra personas migrantes a lo largo de la frontera entre EE. UU. y México y en el interior de México, y también acompañando directamente a las personas refugiadas y migrantes en Centroamérica, México y Estados Unidos. Es precisamente por este motivo que queremos comunicar nuestras inquietudes con respecto a la implementación del programa e instar al Departamento de Seguridad Interior (DHS) a que lo retire de inmediato.

El MPP viola las leyes estadounidenses e internacionales con respecto al procesamiento de solicitantes de asilo en la frontera entre los EE.UU. y en México. La Ley estadounidense establece claramente que se puede solicitar asilo en un puerto de ingreso o después de cruzar a los Estados Unidos y la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) establece el proceso para que los solicitantes de asilo tramiten sus casos en los Estados Unidos.[ii] Además, el programa viola el derecho internacional y las responsabilidades de los Estados Unidos frente a tratados internacionales, ya que podría violar el principio de no devolución o el derecho de las personas a no regresar al peligro o la persecución, así como la prohibición de devolución de las personas que enfrentan la tortura.

Riesgos para los solicitantes de asilo en México

El MPP también asume que las condiciones en México, y particularmente a lo largo de la frontera norte de México, son seguras para los solicitantes de asilo mientras esperan sus procedimientos de inmigración. Existe evidencia sustancial, documentada por nuestras organizaciones, el Departamento de Estado de los EE.UU. y el Gobierno de México para refutar esto y para señalar una situación de extrema violencia e inseguridad en la frontera norte de México.[iii]

Tijuana, la ciudad a la que se está enviando a los solicitantes de asilo para esperar sus procedimientos en la fase actual del MPP, ha visto un aumento dramático en el nivel de homicidios en los últimos cinco años, alcanzando niveles récord en 2018 y convirtiéndose actualmente en uno de las ciudades más peligrosas del mundo.[iv] Los estados fronterizos del norte de México, como Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y Chihuahua, también continúan clasificándose entre los estados con el mayor número de desapariciones registradas en el país.[v] El Departamento de Estado de los EE.UU. actualmente mantiene advertencias de viaje en los seis estados de la frontera norte de México, instando a los ciudadanos a no viajar a Tamaulipas, a reconsiderar sus viaje a Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Sonora, y a tener mayor precaución en el viaje a Baja California, todo ello debido a los altos niveles de delitos violentos.[vi] La violencia perpetrada en estas ciudades no solo proviene del crimen organizado, sino también de la corrupción y los abusos sistemáticos dentro del Instituto Nacional de Migración mexicano, que a menudo opera en colusión con grupos criminales. Más de treinta desapariciones se atribuyeron a la Marina en México, por ejemplo, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en 2018.[vii] Asimismo, el informe de 2017 sobre derechos humanos del Departamento de Estado de México destacó la colusión entre el gobierno del estado de Coahuila y el crimen organizado en la realización de desapariciones.[viii]

Mientras que la información mencionada muestra una situación más amplia de violencia, corrupción, e impunidad a lo largo de algunos de los estados y ciudades de la frontera norte de México, las personas migrantes en particular, han enfrentado durante mucho tiempo violaciones a los derechos humanos y delitos en su tránsito a través de México. Las organizaciones de la sociedad civil y los albergues para migrantes han documentado múltiples casos de tortura, desapariciones, asesinatos, secuestros, robos, extorsiones, violencia sexual y por motivos de género que sufren migrantes y solicitantes de asilo a manos del crimen organizado en México, a menudo operando en colusión con funcionarios de instituciones y cuerpos de seguridad mexicanos. Múltiples informes emitidos por organizaciones estadounidenses y mexicanas, y albergues para migrantes en México demuestran que mientras que muchos delitos contra migrantes ocurren en el sur de México, los migrantes son víctimas a violaciones de los derechos humanos en todo el país incluso en los estados de la frontera norte.[ix] La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado anteriormente los delitos contra los migrantes en sus informes y las ONG han documentado los riesgos específicos que enfrentan los migrantes en cada uno de los estados fronterizos de México en documentos presentados a la CIDH.[x] Puesto que el MPP obligaría a los solicitantes de asilo a esperar en México por períodos de tiempo prolongados, es probable que más inmigrantes estén expuestos a tales riesgos y violencia, o que acudan a los coyotes para cruzar la frontera entre puertos de ingreso y en condiciones más precarias.

Los asesinatos de dos niños hondureños no acompañados en Tijuana en diciembre demuestran la vulnerabilidad de los solicitantes de asilo atrapados en ciudades y pueblos fronterizos.[xi] Muchos solicitantes de asilo huyen de la extrema violencia sexual y de género o de las amenazas de las pandillas en sus países de origen. Cuando llegan al norte de México, ya están gravemente traumatizados. La vulnerabilidad de los solicitantes de asilo obligados a esperar en México se ve agravada por el hecho de que el gobierno mexicano no investiga y sanciona los delitos en contra los migrantes. Según un informe de una ONG, el 99% de los delitos que enfrentan los migrantes en México permanecen en la impunidad.xii Además, los albergues para migrantes de la sociedad civil que operan a lo largo de la frontera norte de México tienen una capacidad limitada para ayudar a los migrantes que han sido víctimas de delitos, ofrecerles refugio por un período prolongado de tiempo y a menudo, también están directamente amenazados por su trabajo de defensa de las personas migrantes.[xiii]

Las y los solicitantes de asilo que huyen a los Estados Unidos que se ven obligados a permanecer en México no podrán acceder a sus redes de apoyo, intensificando así su trauma. Uno de los recursos más valiosos que tienen los sobrevivientes de la violencia para ayudarlos a recuperarse es el apoyo de amigos, familiares y compatriotas. Muchas de las personas que deciden huir a los Estados Unidos lo hacen porque tienen conexiones a través de amigos o familiares. Estos contactos pueden ser invaluables para los solicitantes de asilo que son sobrevivientes de tortura u otros traumas, ya que sus contactos les ayudan a navegar dentro de una nueva cultura e idioma.

Las y los solicitantes de asilo que son forzados a quedarse en México bajo el MPP también enfrentarían desafíos para acceder a servicios más amplios para su bienestar mientras esperan en México. Esto se ha hecho evidente en los informes de la sociedad civil que documentan la falta de acceso a los servicios y al refugio que enfrentan los migrantes en la ciudad de Tijuana desde noviembre de 2018.[xiv] Estos riesgos se ven agravados para las mujeres, los niños no acompañados y la comunidad LGBTI.[xv] Incluso con la emisión de visas humanitarias, las personas migrantes enfrentan dificultades para acceder al empleo y la vivienda.

Los informes iniciales de los medios de comunicación[xvi] y las organizaciones de la sociedad civil que han entrevistado a los solicitantes de asilo devueltos bajo el MPP indican que la información que se les proporcionó sobre cómo buscar asesoría legal fue totalmente insuficiente o no se les preguntó sobre su posible temor a regresar a México, implicando posibles violaciones el principio de no devolución. Esto se ve agravado por los obstáculos para buscar asesoría legal para los procedimientos de inmigración de EE. UU. desde México, sin siquiera considerar los recursos limitados o la capacidad de las y los solicitantes de asilo para manejar los trámites en un idioma extranjero.

Los Protocolos de protección al migrante no abordarán la “crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera entre EE. UU. y México, como lo afirma el DHS. En cambio, el programa causará un gran daño y expondrá innecesariamente a los solicitantes de asilo a violaciones de derechos humanos y a la violencia. Los recursos dedicados a la ejecución del programa por parte de las agencias que lo implementan podrían emplearse de mejor forma para aliviar el retraso de los solicitantes de asilo a lo largo de la frontera, situación que ha sido exacerbado por otras prácticas ilegales desde Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que rechazan a los solicitantes de asilo de los puertos de ingreso, para limitar su entrada diariamente mediante la práctica denominada “metering”. El MPP no disuadirá a las personas de buscar asilo en los Estados Unidos. Instamos al DHS a retirarlo de inmediato y en su lugar, a concentrarse en procesar las solicitudes de asilo de manera efectiva y oportuna, respetando la unidad familiar, el debido proceso efectivo y el acceso a la atención legal.

Firman

Estados Unidos
Al Otro Lado
Alliance San Diego
Amnesty International USA
Asylum Seeker Advocacy Project
Casa de Esperanza: National [email protected] Network for Healthy Families and Communities
Center for Human Rights & Constitutional Law
Center for Victims of Torture
Central American Resource Center (CARECEN) – DC
Chicago Religious Leadership Network on Latin America – CRLN
Church World Service
Coalition for Humane Immigrant Rights – CHIRLA
Evangelical Lutheran Church in America
Freedom Network USA
HIAS
Hope Border Institute/Instituto Fronterizo Esperanza
Human Rights First
Immigration Equality
International Labor Rights Forum (ILRF)
International Refugee Assistance Project (IRAP)
Just Neighbors Ministry
Kids in Need of Defense
Latin America Working Group (LAWG)
Lutheran Immigration and Refugee Service
Maryknoll Office for Global Concerns
Mennonite Central Committee U.S. Washington Office
National Advocacy Center of the Sisters of the Good Shepherd
National Center for Transgender Equality
National Council of Jewish Women
National Immigrant Justice Center
National Immigration Law Center
National Survivor Network
NETWORK Lobby for Catholic Social Justice
Northern Illinois Justice for Our Neighbors
Oxfam America
Refugees International
Sanctuary for Families
Sister Parish, Inc.
Sisters of Mercy of the Americas – Institute Justice Team
South East Asian Faith Initiatives
The Florence Immigrant & Refugee Rights Project
TN Justice for Our Neighbors
U.S. Committee for Refugees and Immigrants
Unitarian Universalist Service Committee
Washington Office on Latin America
Women’s Refugee Commission

Estados Unidos y MéxicoCongregation of the Sisters of Our Lady of Charity of the Good Shepherd, US Provinces
Kino Border Initiative

México
Asylum Access Mexico (AAMX)
Caloría, Por una Tierra para Todas y Todos
Casa Monarca. Ayuda Humanitaria al Migrante, A.B.P.
Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova
Cuerpo Académico Procesos Transnacionales y Migración CA-230
Instituto para las Mujeres en la Migración
La 72, Hogar – Refugio para Personas Migrantes
Sin Fronteras IAP
Voces Mesoamericanas

Guatemala
Asociacion Coordinadora Comunitaria de Servicios para la Salud -ACCSS-
Casa del Migrante Guatemala
Pop noj

El Salvador
Foundation Cristosal

[i] See previous letters here: Civil society letter to Mexican government regarding concerns over “Remain in Mexico” plan, December 21, 2018, https://www.womensrefugeecommission.org/news/press-releases-and-statements/3396-civil-society-letter-to-mexican-government-re-235b2c, NGO Statement Opposing Mexico as a ‘Safe’ Third Country, May 22, 2018, https://www.wola.org/wp-content/uploads/2018/05/NGO-Statement-on-U.S.-Mexico-STC-Agreement-5.22.18.pdf

[ii] Human Rights First, “Remain in Mexico” Plan, November 2018, https://www.humanrightsfirst.org/sites/default/files/Remain-in-Mexico.pdf

[iii] Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Acciones y Programas: Incidencia delictiva, January 24, 2019, https://www.google.com/url?q=https://www.gob.mx/sesnsp/acciones-y-programas/incidencia-delictiva-87005?idiom%3Des&sa=D&ust=1549570783790000&usg=AFQjCNEwXZkafcsQtFIoh-oZNuK_1GU_gQ

[iv] Kate Linthicum, “Meth and murder: A new kind of drug has made Tijuana one of the deadliest cities on Earth”, January 30, 2019
https://www.latimes.com/world/mexico-americas/la-fg-mexico-tijuana-drug-violence-20190130-htmlstory.html

[v] Lily Folkerts, Annie Gallivan, Latin America Working Group, Trouble for Turn Backs: Risks for Migrants in Mexico’s Northern Border States, 2018, https://www.lawg.org/trouble-for-turn-backs-risks-for-migrants-in-mexicos-northern-border-states/

[vi] U.S. Department of State, Mexico International Travel Information, November 15, 2018, https://travel.state.gov/content/travel/en/international-travel/International-Travel-Country-Information-Pages/Mexico.html

[vii] Office of the UN High Commissioner for Human Rights, Zeid urges Mexico to act to end wave of disappearance in Nuevo Laredo, May 30, 2018, https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=23157&LangID=E
[viii] U.S. Department of State, Country Reports on Human Rights Practices for 2017, 2017, https://www.state.gov/j/drl/rls/hrrpt/humanrightsreport/index.htm#wrapper

[ix] Red Migrante Sonora (RMS), Y la impunidad continúa. Segundo informe de la Red Migrante Sonora, June 2017, https://www.kinoborderinitiative.org/wp-content/uploads/2017/12/Informe-RMS.pdf , and
José Knippen, Clay Boggs, and Maureen Meyer, An Uncertain Path, November 2015, https://www.wola.org/sites/default/files/An%20Uncertain%20Path_Nov2015.pdf

[x] Daniella Burgi-Palomino, Latin America Working Group (LAWG), Maureen Meyer, Washington Office on Latin America (WOLA), Joanna Williams, Kino Border Initiative, Situation of Impunity and Violence in Mexico’s Northern Border Region, March 2017, https://www.wola.org/wp-content/uploads/2017/04/Situation-of-Impunity-and-Violence-in-Mexicos-northern-border-LAWG-WOLA-KBI.pdf and Inter-American Commission on Human Rights (IACHR), Organization of American States (OAS), The Human Rights Situation in Mexico, December 31, 2015, http://www.oas.org/en/iachr/reports/pdfs/Mexico2016-en.pdf

[xi] Wendy Fry, “Two migrant caravan teens slain in Tijuana”, December 18, 2018, https://www.latimes.com/local/lanow/la-me-ln-migrant-caravan-teens-killed-tijuana-20181218-story.html

[xii] Ximena Suárez, Andrés Díaz, José Knippen, and Maureen Meyer, Access to Justice For Migrants in Mexico, July 2017, https://www.wola.org/wp-content/uploads/2017/07/Access-to-Justice-for-Migrants_July-2017.pdf

[xiii] Red Zona Norte, Postura de la Red Zona Norte sobre los Protocolos de Protección a Migrantes, January 24, 2019, https://www.kinoborderinitiative.org/wp-content/uploads/2019/02/Red-Zona-Norte-Statement-on-MPP.pdf

[xiv] American Friends Service Committee, Latinoamérica Y el Caribe, Universidad Iberoamericana de México – Tijuana, Misión de Observación, November 2018, http://tijuana.ibero.mx/?doc=/quienessomos/observacion.html

[xv] Although the MPP does not apply to unaccompanied children, unaccompanied children face obstacles imposed by Mexican immigration officials who prevent them from accessing the POE in San Ysidro and other ports, and by CBP Officials, who have turned unaccompanied children back to Mexico, sometimes directly to Mexican immigration officials, in violation of the Trafficking Victims Protection Reauthorization Act. As a result, unaccompanied children face extreme vulnerability and dangers in Northern Mexican border towns, regardless of the fact that the MPP does not apply to their cases. See: Kids in Need of Defense (KIND), The Protection Gauntlet: How the United States is Blocking Access to Asylum Seekers and Endangering the Lives of Children at the U.S. Border, December 21, 2018, https://supportkind.org/resources/the-protection-gauntlet-how-the-united-states-is-blocking-access-to-asylum-seekers-and-endangering-the-lives-of-children-at-the-u-s-border/

[xvi] Sarah Kinosian, “‘They’re playing with our lives’ say the first migrants returned under new Mexico policy”, February 5, 2019, https://www.pri.org/stories/2019-02-05/they-re-playing-our-lives-say-first-migrants-returned-under-new-mexico-policy