8 Apr 2019 | Pronunciamiento de WOLA

Recordando a Ana Paula Hernández

WOLA lamenta profundamente la muerte repentina de Ana Paula Hernández, una colega y querida amiga de muchos miembros del personal de WOLA, que dedicó su vida a la defensa y el apoyo de los derechos humanos en América Latina. El domingo 7 de abril, Ana Paula falleció después del automóvil en el que estaba con su colega, Sally O’Neill, miembro de la junta de WOLA, la defensora de los derechos humanos guatemalteca Ana Velásquez, y Daniel Tuc, se saliera de la carretera en Huehuetenango, Guatemala.

El trabajo de Ana Paula en el Fondo para los Derechos Humanos Mundiales (Fund for Global Human Rights) desde 2011 fue fundamental para apoyar a las principales organizaciones locales de derechos humanos en México y Centroamérica en su labor de responsabilizar a los gobiernos y corporaciones por violaciones de derechos humanos y otras atrocidades y crímenes. Ana Paula los abrazó en su lucha, ya sea acompañando a las familias de los desaparecidos en México o visitando a las comunidades indígenas que se resisten a las compañías mineras que invaden sus territorios en Centroamérica.

Además de su trabajo en el Fondo, el personal de WOLA tuvo el honor de trabajar con Ana Paula durante su tiempo en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, y a través de varias consultorías, para abogar por el respeto de los derechos humanos en México con los políticos de Estados Unidos y el gobierno mexicano.

Ana Paula también colaboró ​​con WOLA en la promoción de políticas de drogas basadas en los derechos humanos. Se unió a un equipo de investigación de WOLA-TNI y escribió el primer informe sobre políticas de drogas y prisiones en México que formó parte de un estudio regional más amplio sobre ese tema publicado en 2010. Ese equipo de investigación se convirtió luego en el Consorcio de Investigación sobre Drogas y la Ley (Colectivo de Estudios Drogas y Derecho, CEDD).

La calidez, la alegría y la pasión de Ana Paula por la vida y por los derechos humanos se reflejaron en todo lo que hizo. Se convirtió en un punto focal para muchas organizaciones locales y dejó una huella en el trabajo para apoyar los derechos humanos en México y Centroamérica. Ella será muy extrañada por WOLA y muchos otros en la región.

WOLA expresa nuestras más profundas condolencias a la familia, los amigos y el personal de Ana Paula del Fondo por los Derechos Humanos Mundiales.

Vea la declaración de WOLA sobre Sally O’Neill aquí.

Vea la declaración del Fondo para los Derechos Humanos Mundiales aquí.