11 Nov 2014 | Análisis | Noticias

Asesinato de líderes indígenas por las FARC destaca necesidad para protección más eficaz

Pronunciamiento de WOLA

El miércoles, 5 de noviembre de 2014, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) atacaron a miembros de la Guardia Nacional Indígena, quienes estaban pacíficamente desmantelando vallas escritas por las FARC en territorio indígena en Toribio, Cauca. Las FARC respondieron violentamente, asesinando a dos líderes indígenas.

WOLA se une a la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) en rechazar el uso de violencia contra las comunidades indígenas, que constituye una clara violación del derecho internacional humanitario. Las comunidades indígenas se han declarado durante mucho tiempo fuera del conflicto, y su autonomía debe ser respetada por todos los grupos armados.

Llamamos a las FARC a demostrar su compromiso para la paz mediante el respeto de la soberanía territorial de las comunidades indígenas y cesar todas las hostilidades contra éstas y otros grupos que ya han experimentado la peor parte del conflicto en Colombia. Mientras que las declaraciones del gobierno denunciando el ataque son importantes, el Ministerio del Interior también debe dialogar con las comunidades en riesgo para determinar las formas en las que el estado puede mejor apoyar y proteger a los grupos indígenas.