4 Nov 2014 | Análisis

Continúan las violaciones de los derechos laborales en Colombia mientras que las autoridades declaran la “victoria”

El Ministro de Trabajo Luis Garzón estuvo en Washington, D.C. la semana del 20 de octubre para destacar supuestos avances en el cumplimiento de los requisitos del Plan de Acción Laboral Colombia – Estados Unidos (PAL), lo cual encomendó los avances en la protección de dirigentes sindicales colombianos. En una carta al Ministro Garzón, WOLA destacó los continuos abusos que ocurren en los sectores prioritarios del PAL, concluyendo que a pesar de algunos logros modestos, violaciones siguen sin castigo. Las conversaciones bilaterales, que se fijan a expirar este año, deben seguir y ambos gobiernos deben tomar medidas para asegurar que los derechos laborales sigan siendo una prioridad en Colombia.

El congresista James P. McGovern también destacó la necesidad de más trabajo, diciendo que no cree que "se ha cumplido el Plan de Acción Laboral. Mientras que el Ministerio de Trabajo ha logrado varios avances institucionales, la realidad que enfrentan los trabajadores fuera de Bogotá sigue siendo difícil y muchas veces peligrosa".

De particular preocupación sigue siendo la seguridad y protección de los dirigentes sindicales; 2013 vio un aumento de asesinatos, con unos 26 sindicalistas perdiendo sus vidas por su trabajo. Las protestas de las escoltas que acompañan a líderes sindicales son igualmente preocupantes, como parece que han sido violados sus derechos laborales, y que ya no son capaces de proteger a los defensores laborales y los derechos humanos bajo amenaza.

Para leer la carta completa, haga clic aquí.