10 Sep 2013 | Vídeo

Líderes afrodescendientes católicos presentan sobre el proceso de paz

 

Desde octubre de 2012, el gobierno colombiano ha estado involucrado en un proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para poner fin al conflicto armado interno colombiano que ha durado más de un medio siglo. Sin embargo, aunque las negociaciones son alentadoras, la violencia sigue desplazando a miles de personas cada año y está generando una crisis humanitaria y de protección. En el evento, estos tres líderes católicos describirán la crisis de desplazamiento, prestando atención especial a la forma en que el conflicto ha afectado a las comunidades afrocolombianas e indígenas. También delinearán los pasos necesarios para asegurar que un eventual acuerdo de paz proteja a las comunidades más marginadas de Colombia.

Los tres panelistas—el Padre Sterlin Londoño de la Diócesis de Quibdó, la Hermana Zoila Cueto de la Diócesis de Buenaventura y la Hermana Lucero Machado de la Institución Educativa La Playa de Nariño—provienen de la costa pacífica colombiana. Esta región fue testigo de más de un tercio de todos los nuevos desplazamientos en Colombia en 2012, un resultado del disputo entre los grupos armados legales e ilegales para el control de esta región tan rica en recursos naturales.

El Padre Sterlin, un afrosacerdote, describirá cómo el desplazamiento ha continuado mientras el proceso histórico de restitución de tierras sigue adelante. El proceso, financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (United States Agency for International Development, USAID), enfrenta retos enormes en la titulación de tierras en la costa pacífica donde grupos paramilitares y guerrilleros han reemplazado al control estatal. El Departamento en que vive el Padre Sterlin aguanta la gran parte de la continuación del conflicto mientras el estado, las FARC y los paramilitares luchan por control del territorio.

La Hermana Lucero, rectora de la Institución Educativa La Playa, compartirá su trabajo en visibilizar la pobreza masiva y el desplazamiento en el departamento de Nariño. Este departamento se ha visto afectado por una gran presencia de las FARC en la región. El municipio en que vive la Hermana Lucero experimentó uno de los mayores índices de desplazamiento en 2011, superado sólo por Buenaventura, el municipio procedente de la Hermana Zoila.

La Hermana Zoila es coordinadora de la base de datos de la Diócesis de Buenaventura y ha sido testigo de la creciente crisis de desplazamiento en esta ciudad portuaria. Mientras las empresas principales del transporte y desarrollo disfrutan de los beneficios de los nuevos tratados de libre comercio—especialmente el TLC con Estados Unidos—en el periodo de 2009 hasta 2011, el número de personas desplazadas quintuplicó hasta unos 18.000 casos. Varios reportes confirman que el desplazamiento masivo ha continuado en este año mientras proyectos de construcción, así como la violencia perpetuado por grupos paramilitares, desplacen a miles de personas de sus hogares.

Coordinadora Principal de WOLA Gimena Sánchez será la moderadora de la discusión. La Sra. Sánchez dirige el trabajo de derechos humanos en Colombia de WOLA y es una experta en el desplazamiento interno. Antes de trabajar en WOLA, fue una Analista Principal de Investigaciones en el Instituto Brookings-Johns Hopkins/SAIS Proyecto de Desplazados Internos, apoyando el trabajo del Representante del Secretario General de la ONU para las Personas Internamente Desplazadas.