11 Jun 2015 | Noticias

México ahora detiene más migrantes centroamericanos que los Estado Unidos

Comunicado de Prensa

Washington, D.C.—Después de la “ola” de niños migrantes no acompañados de Centroamérica que desencadenó alarmas en los Estados Unidos durante el 2014, el gobierno de México ahora está deteniendo más centroamericanos que los Estados Unidos, según datos gubernamentales analizados por la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés).

Este cambio se hace evidente al comparar los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (U.S. Customs and Border Protection, CBP) con los datos del Instituto Nacional de Migración (INM) durante los primeros siete meses del año fiscal 2015. Entre octubre del 2014 y abril del 2015, CBP detuvo a 70.448 migrantes “no mexicanos” en la frontera sur de los Estado Unidos. La gran mayoría de estos eran centroamericanos, pero aún no se sabe de qué país exactamente. Durante este mismo período, las autoridades mexicanas detuvieron a 92.889 centroamericanos en México.

“Estos números son sorprendentes pues muestran que la llamada ‘ola’ del 2014 en realidad no ha terminado. Enormes cantidades de centroamericanos siguen huyendo, pero la mayoría de ellos están siendo capturados en México en lugar de los Estados Unidos”, dijo Adam Isacson, Coordinador Principal del Programa de Políticas de Seguridad Regional en WOLA. “Esto significa que es urgente, igual que lo fue el año pasado, enfrentar la violencia y pobreza que promueve la migración de Centroamérica. Sin embargo, los esfuerzos de México por detener a los migrantes han ocultado el sentido de urgencia que deberíamos estar sintiendo aquí en los Estados Unidos sobre la crisis humanitaria en Centroamérica”.

Sin ese sentido de urgencia, el Congreso ha estado menos dispuesto a enfocarse en las “causas de raíz” de la migración en Centroamérica. Hoy, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes está aprobando un proyecto de ley para la asistencia exterior durante el 2016, el cual reducirá enormemente los mil millones de dólares que la administración de Obama solicitó para Centroamérica.

“El gobierno de Obama ha encontrado una manera de ocultar la llamada crisis migratoria centroamericana en su frontera, ¿pero a qué precio?”, dijo Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México y Derechos de Migrantes en WOLA. “Estados Unidos está pidiéndole a México que detenga y deporte a migrantes en su lugar, y es claro que México lo está haciendo. Pero en el proceso miles de niños y familias vulnerables están siendo devueltos al peligro sin tener la oportunidad de buscar protección o solicitar estatus de refugiado”, continuó Meyer.

El aumento dramático de detenciones y deportaciones en México plantea preocupaciones humanitarias. Muchos albergues de migrantes nos han informado sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades que participan en redadas en los trenes y en las comunidades. Asimismo, abogados migratorios han observado múltiples violaciones en el debido proceso legal para los solicitantes de asilo en México, y pocos migrantes tienen la oportunidad de contar sus historias a las autoridades contundentes antes de ser deportados.
Los crímenes cometidos contra migrantes en México incluyendo, la trata de personas, secuestros y violaciones sexuales, continúan impunes. Y las operaciones a lo largo de las rutas migratorias más recorridas obligan a los migrantes a buscar rutas aún más peligrosas por el terreno y por mar, lo que resulta en cambios dentro de las redes criminales que se aprovechan de los migrantes. Asimismo, estos cambios también resultan en que los coyotes puedan cobrar más por sus servicios.

En la última semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de las Naciones Unidas, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), le han pedido al gobierno de México que haga más para proteger a los niños vulnerables y otros migrantes. Mientras tanto, el gobierno de los Estados Unidos ha estado brindándole a México equipo de seguridad fronteriza y entrenamiento, y elogiando la  represión migratoria de México.

“Estados Unidos ha oficialmente desplazado el problema a México, y México ha asumido el nuevo papel de “Jefe Deportador”, dijo Meyer.

###

Contacto:
Kristel Muciño
Directora de Comunicaciones de WOLA
[email protected]
+1 (202) 797-2171