4 May 2016 | Noticias

Los ataques legales contra el periodista salvadoreño Héctor Silva tienen un efecto negativo sobre la libertad de expresión

Pronunciamiento de WOLA

El periodista salvadoreño Héctor Silva Ávalos edita la publicación en línea Revista Factum y trabaja a tiempo parcial para la página web investigativa InSight Crime, con sede en Medellín, Colombia. Silva es, además, un investigador en el Centro de Estudios Latinoamericanos y Latinos (Center for Latin American and Latino Studies, CLALS) de American University. Él tiene una larga historia como periodista en El Salvador y se ha desempeñado en el servicio diplomático salvadoreño. Gran parte del trabajo de Silva—desde sus primeros días como periodista para el diario salvadoreño La Prensa Gráfica—se ha centrado en temas policiales, de crimen y de corrupción. En 2014, publicó un estudio sobre la Policía Nacional Civil de El Salvador (PNC) titulado Infiltrados: Crónica de la Corrupción en la PNC. En los últimos meses, Silva ha estado publicando artículos sobre temas relacionados con la corrupción política en El Salvador y su impacto en el Estado de Derecho.

Recientemente, Silva publicó varios artículos en Revista Factum sobre el empresario salvadoreño José Enrique Rais, y sus presuntas conexiones con el ex fiscal general salvadoreño Luis Martínez y con varias figuras políticas. El 26 de abril, Silva fue coautor de otro artículo sobre Rais destacando sus vínculos con varios aviones privados recientemente incautados por las autoridades estadounidenses en Florida bajo la sospecha de que habían sido utilizados para transportar drogas. Los reportajes son piezas de periodismo investigativo serias, basadas en entrevistas y documentos.

Inquietantemente, Rais ha respondido a los artículos mediante la presentación de cargos legales contra Silva. Rais ha acusado a Silva de difamación y buscó que un juez emitiera una orden de arresto contra él. Los abogados de Rais aparecieron en la puerta de la casa de la madre de Silva en San Salvador para entregar copias de los documentos. Aunque WOLA no conoce la motivación detrás de las acciones de Rais, el efecto de los actos, tomados en conjunto, parecieran ser la intimidación, para desalentar a Silva, directamente y a través de su familia, de continuar su periodismo investigativo.

En su informe más reciente sobre la situación de la libertad de la prensa en El Salvador, la Asociación Salvadoreña de Periodistas (APES) condenó las acciones de Rais contra Silva.

Un informe de marzo de 2016 del Comité para la Protección de Periodistas describe el problema general de las demandas por difamación contra periodistas en las Américas:

Las leyes que permiten que los periodistas sean enjuiciados penalmente por el contenido de sus reportajes representan un peligro para la libertad de prensa y para el derecho de los ciudadanos a estar informados. Como lo describió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su Informe Anual de 1994, tales leyes tienen un “efecto inevitablemente inhibidor…para la libertad de expresión”.

No cabe duda de que, en este caso, la demanda judicial y las acciones relacionadas tienen un efecto negativo sobre el periodismo investigativo. Esto es preocupante, no sólo para Silva y su familia, sino también porque el periodismo investigativo ha demostrado, en Centroamérica y en otras partes del mundo, ser una herramienta importante para aumentar la rendición de cuentas y la transparencia, y, a la larga, para la consolidación de la democracia.

Contacto:
Kristel Muciño
Directora de Comunicaciones de WOLA
+1 (202) 797-2171
[email protected]