31 Aug 2018 | Comunicado de prensa

La expulsión de Nicaragua de investigadores de la ONU aísla más al gobierno de Ortega

Washington, DC—En respuesta a los informes de que el presidente Daniel Ortega de Nicaragua ha ordenado la expulsión de un equipo de derechos humanos de las Naciones Unidas, tras el lanzamiento de un informe sumamente crítico hace dos días, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglos en inglés), una organización líder en investigación e incidencia que promueve los derechos humanos en las Américas, emitió la siguiente declaración por Geoff Thale, Vicepresidente para Programas.

“La decisión de expulsar a los investigadores de derechos humanos de las Naciones Unidas, en respuesta a su informe crítico sobre la situación en Nicaragua, es profundamente preocupante. Nicaragua respondió a la disidencia nacional con una represión violenta contra los manifestantes; ahora está respondiendo a las críticas internacionales por medio de expulsar a quienes han expuesto la falta de respeto por los derechos humanos por parte del gobierno. La represión no ha silenciado a los disidentes dentro de Nicaragua, y la expulsión del equipo de la ONU no hará que la comunidad internacional se haga la vista corta ante lo que está sucediendo dentro del país.

“El gobierno de Ortega parece estar más interesado en atacar a quienes los critican que en buscar soluciones constructivas y pacíficas para la actual crisis del país. Cuanto más intransigente sea el presidente Ortega, se verá cada vez más aislado. Es probable que esto sea muy visible en la Asamblea General de la ONU que se realizará en septiembre”.